¿Donde Está La Trampa Del Petro Y Por Qué Es Intrínsecamente Inflacionario?
Compartir esta información
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

José María Sucre**

 

Las últimas acciones del gobierno nacional nos han ido aclarando el funcionamiento real de la “criptomoneda” Petro. Todos los acontecimientos relacionados con el depósito y uso del 1/2 Petro que asignó el gobierno a 8 millones de venezolanos en diciembre permitieron entender 2 cosas:

1) La primera es que si una persona quiere cambiar su Petro directamente a otra moneda, ya no es el estado quién se lo cambia, tiene que intercambiarlo con otra persona y entonces esa persona tiene que pagarle el valor asignado al Petro arbitrariamente por el gobierno, es decir 60$/Petro, y en la práctica nadie reconoció ese valor, por eso es que en la casi totalidad de los casos se devolvieron las solicitudes de cambio en la página Patria. Además, en los pocos casos en que se logró hacer el cambio, la información conocida es que fue el Banco Central de Venezuela (BCV) quien los compró, pareciera que con la intención de generar la confianza de que había gente que si los estaba comprando.

2) El otro caso fue la utilización del Petro en los comercios a través del sistema Biopago del Banco de Venezuela (BDV). En este caso cuando las personas hacen sus compras, el comercio factura en sus cajas en bolívares, cobra a través del punto de venta Biopago del BDV, es el BDV quién realiza el cálculo y le descuenta a la persona de su cuenta en Petros pero le deposita al comercio en bolívares. En este caso, es el propio estado quién pagó al comercio en bolívares a razón de 60$/Petro según la cotización del dólar que publica el BCV.

Con esto lo que se quiere explicar, es que el valor de 60$/Petro solo lo ha reconocido el estado, y los comercios lo han aceptado porque se los han pagado en bolívares.

Factor de inflación

Lógicamente al hacer estos pagos en bolívares, los comerciantes salieron a cambiar esos bolívares por dólares para resguardar el valor del dinero. Esta es una de las causas que influyeron en el aumento violento del dólar en los primeros días del mes de enero y la mejor prueba de eso, es que el gobierno suspendió el sistema Biopago con el argumento de que tenían que hacerle mantenimiento y automáticamente empezó a descender el valor del dólar.

Estos 2 puntos nos sirven para entender que sostener el valor del Petro depende de su pago en bolívares por parte del estado, que es lo que le permite al que los recibe cambiarlos en otra moneda, porque si no, como ocurrió con los que intentaron cambiarlo directamente, nadie les reconoció ese valor.

En consecuencia el funcionamiento del Petro está atado al bolívar, el valor del Petro depende de la constante emisión de bolívares para pagarlos a quienes lo reciban, es por esta razón que el funcionamiento del Petro es intrínsecamente inflacionario, depende de la permanente depreciación del bolívar. El propio gobierno hace publicidad con bombos y platillos, ahora como algo positivo, de la devaluación del bolívar y esto lo podemos ver en estas propagandas:

IMG_6642.jpeg

En el momento que se deje de pagar el Petro con bolívares directamente por parte del estado, el Petro tiene que empezar a formar su propio valor y se devaluará automáticamente.

En esta lógica, como denuncia el gobierno permanentemente, si es verdad que no hay racionalidad económica, el único que ha pagado un valor de 60$ por cada Petro es el gobierno nacional. Incluso habría que ver si el ministro de finanzas o el Superintendente Nacional de Criptomonedas, estaría dispuesto a entregar 60$ de su bolsillo por 1 Petro. Además el Petro es una denominación que ata su valor al valor del dólar, para no tener que explicar qué referenciamos el valor de nuestra “criptomoneda” al dólar.

Es por esto que se hace necesario crear una “criptomoneda”, para hacer todas las transacciones de manera electrónica y poder controlar su valor artificialmente.

En conclusión, el Petro se sostiene destruyendo el Bolívar y en la medida que lo destruye, destruye su piso, lo que lo sostiene, el Petro se autodestruye. Por eso el Petro no soluciona nada, lo que hace es alargar la agonía.

**José María Sucre es miembro de la Comisión de Profesionales del Movimiento Guevarista Revolucionario (MGR)

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *