De Los Presos Políticos Del ELN Para Los Revolucionarios Del Mundo
Compartir esta información
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Reciban un fraternal y revolucionario saludo por parte de los presos políticos del Ejercito de Liberación Nacional, quienes al igual que ustedes hemos padecido décadas de tortura y encierro por parte de los Estados represores que en su ser encarnan el mismo proyecto imperial que gobierna el mundo.

Hoy quieren hacernos creer que los objetivos por los que luchamos ya no tienen vigencia, que estamos derrotados, que es mejor tomar el camino de la rendición; sin embargo, al ver tanta miseria, desigualdad y constante enriquecimiento de los más poderosos a partir de la guerra, el desplazamiento, la tortura y la represión de millones de personas en el mundo, nuestros principios y proyectos de una nueva sociedad aún tienen vigencia.

Les escribimos porque creemos que juntar esfuerzos aún en los centros de castigo del verdugo es un paso a seguir, consideramos que hacemos parte del conjunto de personas, colectivos u organizaciones quienes podemos mantener vigente las luchas por las cuales estamos donde estamos.

En Colombia nos encontramos con una situación no peor a la de ustedes; se creía, hace algunos meses que el diálogo era lo que permitiría el primer paso a la solución del conflicto social y armado, pero al día de hoy hemos visto como el nuevo Gobierno al mejor estilo de la oligarquía criolla ha liderado la campaña para la negación de toda posibilidad de Acuerdo.

Mostrando su interés de “hacer trizas los Acuerdos con las FARC” a partir de sus artimañas institucionales, jurídicas, tratando de vender nacionales a los intereses extranjeros como en el caso de Santrich; en el caso nuestro ponen todo tipo de excusas para no continuar con los diálogos con el ELN.

Nosotros como presos de dicha organización vemos esta situación como adversa, pues el Estado colombiano al tener la incapacidad de negociar y también de dar golpes a nuestras estructuras, emprenderá desde los primeros meses del año una arremetida hacia nuestros compañeros privados de la libertad, a quienes han aislado e incomunicado, trasladado a centros carcelarios alejados de sus núcleos familiares, notificados de nuevos procesos con llamados de penas más altas que exceden la posibilidad de cumplirlas.

Esto se suma a la eterna crisis carcelaria que tiene a una población de 167.000 prisioneros y prisioneras bajo un hacinamiento del 65 por ciento, además de una infraestructura inadecuada para desarrollar las actividades básicas, mala alimentación y pésimo servicio de salud, etc.

A pesar de lo anterior mantenemos la conciencia de la necesidad de mantenernos organizados, aquí y en donde nos ponga la vida, para hacer de cada espacio una trinchera de lucha contra los tiranos y explotadores, contra el sistema económico que margina a las mayorías y contra los Gobiernos cómplices de la tiranía.

Por ello hemos emprendido caminos de encuentro con quienes en este y en cualquier lugar del mundo, se encuentren en estado de indignidad y explotación por parte del imperialismo; por ello hoy buscamos que nuestros lazos se fortalezcan hacia un mundo mejor.

Nos despedimos con un abrazo internacionalista, convencidos que en un futuro próximo podremos estar en libertad, forjando la sociedad que queremos.

Colectivo Orlando Quintero Páez de la cárcel ERON/Picota, Bogotá.

Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *