La Burguesía Es La Autora De La Masacre De Barinas
Compartir esta información
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hermanas y hermanos.

Ante la masacre de Barinas, donde fueron asesinados seis militantes revolucionarios de una organización hermana, entregaremos nuestra opinión que entendemos debe ir más allá de un comunicado de condolencias que en el fondo no dice nada.

Venezuela atraviesa un tiempo de crisis general en todos los terrenos que se empieza a perfilar, como una situación límite entre la contrarrevolución que trata de imponerse, y una corriente revolucionaria de trata de abrirse paso y superar su desventaja estratégica.

Es en este contexto donde se da la matanza de Barinas. Un contexto atravesado por una agresión imperialista, que mantiene en jaque al gobierno. Una negociación totalmente secreta por parte del gobierno y la oposición terrorista y además, la ofensiva de sectores burgueses desde dentro y fuera del gobierno por terminar todo vestigio de avance popular.

Un contexto donde los terratenientes empiezan a recuperar la tierra y cuentan con el respaldo de importantes instituciones y personeros del gobierno, como es el caso del ministro de Agricultura y todo el andamiaje que existe detrás de ese ministerio.

Contexto además donde el hijo del presidente tilda de “mafias” a los movimientos campesinos y sus justas demandas son silenciadas.

Donde importantes empresas son entregadas al capital privado como es el caso de Bauxilum, la gran empresa de bauxita para hacer aluminio y también muchas otras empresas.

Donde el salario de la clase obrera se ha pulverizado y nuestra clase obrera vive a costa de subsidios a durísimas penas y depende cada vez mas de ellos.

Una situación donde se han liberado todos los precios y se han dolarizados a niveles internacionales, pero no así los salarios y los ingresos, que como bien dijéramos antes, se han hecho polvo en beneficio de la burguesía.

Es este en forma muy apretada, el contexto real de la masacre de nuestros hermanos, pero además debemos ser honestos y mirar el movimiento popular y dar cuenta de su situación.

Existen miles o talvez decenas de miles de pequeñas organizaciones populares. Algunas se reivindican como revolucionarias y otras como colectivos revolucionarios.

Estas organizaciones existen en un marco de fragmentación general del movimiento popular y solo logran expresar partes dispersas de una idea difusa de revolución y también de socialismo.

Esta realidad es evidente para todos y las mas de las veces, estas organizaciones solo responden a pequeñas parcelas políticas, microscópicos espacios de poder, caudillismo exacerbado y un escaso avance teórico-político que convive con una debilidad orgánica que no logra ser superada más allá de pequeños territorios, sin una visión de país y de los cambios estructurales que conlleva una revolución social.

Estas ultimas situaciones son las que permiten que exista una ofensiva del capital en todos los terrenos y que en el caso del campo específicamente, ya haya cobrado la vida a mas de 400 campesinos a manos de la burguesía terrateniente.

No son los paramilitares y las bandas quienes se cobran la vida de nuestras hermanas y hermanos. Ellos son solo empleados a sueldo del capital. Es la burguesía que de una manera trasversal hace vida fuera, pero también ligada a sectores del gobierno quien verdaderamente aprieta los gatillos criminales.

Si no existiera la dispersión actual, la fragmentación del movimiento popular y revolucionario, esta situación no estaría ocurriendo en medio de un manto de impunidad generalizada. Allí entonces tenemos a otro de los grandes responsables de esta masacre: la existencia de miles de trozos de un movimiento sin conducción única, sin una táctica y menos, una estrategia de poder revolucionario.

Nosotros como Movimiento Guevarista Revolucionario, no vamos a pedir aquí una investigación exhaustiva ni al Ministerio Público ni a las policías. No lo haremos, no porque pensemos que no sea necesario hacer justicia en el caso de esta terrible masacre. Desde ya sabemos el resultado de tales gestiones.

No existe ningún terrateniente preso y condenado por los cientos de crímenes contra nuestros hermanos campesinos. Acaso si hay algún sicario preso por tales delitos en estos momentos. Decirle a nuestra clase obrera, campesina y a todas y todos los explotados que esperamos justicia en este y en los otros cientos de casos de asesinato de nuestros hermanos, es venderle una ilusión al pueblo que nosotros al menos no estamos dispuestos a realizar.

No habrá justicia mientras el movimiento popular y revolucionario, no construya solidas organizaciones tanto teórica y orgánicamente, con un solo proyecto de país y una concepción táctica y estratégica que enfrenten a la burguesía y al capital y los derrote mediante una revolución socialista. Salvo el poder todo lo demás es ilusión.

Honor a nuestros mártires. Ante su memoria, sus familiares y deudos, nos comprometemos a luchar sin descanso por solida organización revolucionaria, con un mando unificado, una sola táctica y estrategia, con un proyecto único de país y de sociedad. En definitiva, una revolución de verdad donde la burguesía no tendrá cabida, una revolución proletaria y socialista.

¡¡Patria o Muerte, venceremos!!

MOVIMIENTO GUEVARISTA REVOLUCIONARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *