Domingo, 18 Agosto 2013 11:02

EL GUEVARISMO HOY

Escrito por Resistencia Estudiantil
Valora este artículo
(0 votos)

El Guevarismo constituye la expresión del marxismo leninismo más avanzada, más pura, más revolucionaria.

El pensamiento del Comandante Che Guevara tiene un valor permanente en el camino de la liberación de los pueblos latinoamericanos y del mundo hasta la destrucción completa, final, del imperialismo, y el nacimiento de la nueva sociedad socialista y el comunismo. A continuación resumiremos los aspectos fundamentales del pensamiento Guevarista: Estamos en la época del imperialismo y de la necesaria revolución socialista internacional. Analizamos al mundo de conjunto y respondemos así a la luminosa previsión científica de la revolución mundial hasta el aniquilamiento definitivo del imperialismo. El comandante puntualizó que la violencia acompañará de manera inevitable la destrucción del capitalismo en su etapa de decadencia y descomposición, imperialista, y el nacimiento de la sociedad socialista. A su vez, dio el ejemplo combatiendo en Cuba, el Congo y Bolivia. De esta manera desarrolló una dura batalla de ideas con el revisionismo internacional, ante el reemplazo de la línea estratégica leninista de la revolución mundial con la línea de la coexistencia pacifica. "En definitiva, hay que tener en cuenta que el imperialismo es un sistema mundial, última etapa del capitalismo y que hay que batirlo en una gran confrontación mundial. La finalidad estratégica de esa lucha debe ser la destrucción del imperialismo" (Che: ídem).
De la línea estratégica de la revolución mundial toma como pasos tácticos la liberación gradual de los pueblos, la destrucción de las bases de sustentación del imperialismo: sus territorios dependientes. Esta táctica queda plasmada en la consigna (con plena vigencia actual) "Crear 2, 3, muchos
Vietnam..." "El elemento fundamental de esa finalidad estratégica será, entonces, la liberación real de los pueblos; liberación que se producirá, a través de la lucha armada en la mayoría de los casos..." (Che: ídem)
El comandante vaticina que en un momento determinado el imperialismo intervendrá ante la imposibilidad de los ejércitos locales, títeres, de vencer a las fuerzas revolucionarias y a las fuerzas obreras y populares. Así se pasa de una guerra revolucionaria popular y prolongada, de carácter fundamentalmente local, a una guerra nacional antiimperialista. "Y los combates no serán meras luchas callejeras de piedras contra gases lacrimógenos, ni de huelgas generales pacíficas; ni será la lucha de un pueblo enfurecido que destruya en dos o tres días el andamiaje represivo de las oligarquías gobernantes; será una lucha larga, cruenta...." (Che: ídem).
El Guevarismo distingue a los "atrasados" continentes asiático, africano y latinoamericano, en donde la lucha revolucionaria cumple una función táctica con respeto a la visión estratégica de la revolución mundial. Manifiesta las características propias de los países, y de los continentes, que también presentan diferencias. Le dedica un análisis especial a la situación latinoamericana y a su estrategia continental de lucha revolucionaria. Determina el carácter de su revolución: socialista y antiimperialista; el carácter de clase: obrero, campesino y popular; y el carácter continental de la lucha: partiendo del desarrollo de las revoluciones nacionales y regionales, que si bien son partes tácticas con respecto a la estrategia continental, requieren una estrategia propia, especifica, regional y nacional. "Hemos sostenido desde hace tiempo que, dadas su característica similares, la lucha en América, adquirirá en su momento dimensiones continentales. Será escenario de muchas grande batallas dadas por la humanidad por su liberación" (Che; ídem). En cuanto a la táctica para la estrategia continental, el Guevarismo afirma que América "...tendrá una tarea de mucho mayor relieve: la creación del segundo o tercero Vietnam del mundo" (Che; ídem). Para el Guevarismo la táctica fundamental de la lucha es la construcción del ejército revolucionario, a partir de la guerrilla. El Che define a la guerra de guerrilla como un método de lucha, que tiene por fin para todo revolucionario la toma del poder político. Es aquí donde el Guevarismo rechaza la concepción que busca contraponer la guerra de guerrillas con la lucha de las masas, no sólo en la teoría sino fundamentalmente en la práctica: "... la guerra de guerrilla es una guerra del pueblo, es una lucha de masas. Pretender realizar este tipo de guerra sin el apoyo de la población, es el preludio de un desastre inevitable. La guerrilla... está apoyada por las masas campesinas y obreras de la zona y de todo el territorio de que se trate. Sin esa premisa no se puede admitir la guerra de guerrillas." (Che; guerra de guerrillas: un método. 1963). El pretexto formulado por el revisionismo contemporáneo que niega la lucha guerrillera rechaza una de las posibles formas de lucha revolucionaria y también el pensamiento de Lenin y la situación histórica concreta. El revisionismo aduce que ese método es anarquismo, blanquismo, "terrorismo", acto de individuos aislados de las masas, etc. Sin embargo, Lenin sostiene: "No son las acciones de guerrillas las que desorganizan el movimiento, sino la debilidad del partido, que no sabe tomar en sus manos tales acciones... Nuestras quejas contra la lucha de guerrillas son quejas contra la debilidad de nuestro partido en materia de insurrección." (Lenin: Guerra de Guerrillas. Septiembre de 1906).
En el inicio de "Guerra de Guerrillas: Un método" el Che explica que la lucha guerrillera fue utilizada en diversas oportunidades a lo largo de la historia, en diferentes guerras de liberación, para enfrentar a enemigos con mayor potencial bélico.
El Guevarismo nos plantea la UNIDAD POLÍTICO MILITAR de la dirección revolucionaria. Para los marxistas leninistas la construcción del Partido Revolucionario y de la fuerza militar van indisolublemente unidos. Los reformistas se oponen a esta concepción ya que han abandonado el marxismo leninismo y lo han reemplazado por una política social burguesa, y en consecuencia desarrollan su accionar dentro de los marcos de la legalidad del régimen (Ej.: considerar abierta o encubiertamente el triunfo en el parlamento burgués como un objetivo estratégico, o generar expectativas en una salida de carácter espontaneísta desarmando estratégica, política y materialmente a las masas y sus herramientas). Para comprender la importancia que el Comandante le daba a la construcción del Partido Revolucionario, como destacamento político de vanguardia de los trabajadores, es necesario remitirnos a las fuentes, desarrolladas en la práctica del Che, más importantes aún ante las tergiversaciones de los genios pequeño burgueses del marxismo leninismo que sostenían y sostienen que ni era ni es una cuestión asimilada por los Guevaristas: "El Partido es una organización de vanguardia. Los mejores trabajadores son propuestos por sus compañeros para integrarlo. Este es minoritario pero de gran autoridad por la calidad de sus cuadros. Nuestra aspiración es que el Partido sea de masas, pero cuando las masas hayan alcanzado el nivel de desarrollo de la vanguardia; es decir, cuando estén educadas para el comunismo. Y a esa educación va encaminado el trabajo. El Partido es el ejemplo vivo; sus cuadros deben dictar cátedra de laboriosidad y sacrificio..." (El Socialismo y el Hombre en Cuba).
La concepción de Comandante acerca de la construcción del Partido se sintetiza en el aserto: "QUIEN ABRE CAMINO ES EL GRUPO DE VANGUARDIA, LOS MEJORES ENTRE LOS BUENOS, EL PARTIDO" (Che; ídem).

Visto 2171 veces

Acerca de

Guevariando.com es un portal clasista, independiente, revolucionario, guevarista y que se financia con el aporte de sus militantes.

Nota: Guevariando.com esta construido sobre la plataforma Gantry 5 Framework.