Por Nuestro 30 Aniversario, Honor A Nuestros Héroes

Para construir una sociedad sana es necesario terminar con la impunidad y las cárceles de lujo para los culpables de crímenes de lesa Humanidad

Cuando nacimos como organización, lo hicimos con el compromiso de vincularnos a la lucha social, popular y revolucionaria para derrocar al tirano y el terrorismo de Estado, de recuperar la libertad, la democracia y para construir un Chile distinto, más humano e inclusivo, en el cual se respetaran

los derechos humanos y de vida de los chilenos. Han transcurrido 25 años desde que se termino con la dictadura a medias, pero el país se transformó en uno de los más desiguales e injustos del planeta y donde impera la impunidad que encubre el pasado de violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

Durante todo este período hemos sido gobernados por políticos que implementaron programas y políticas neoliberales, disfrazados de progresistas, administrando sin ningún tapujo el sistema político y económico heredado de la dictadura cívico militar de Pinochet de las FF.AA. y de la derecha política y económica de nuestro país. Para hacer esto inventaron la formula que mantiene el régimen capitalista en su esencia, incorporándole “énfasis sociales” con el fin de ocultar la brutal desigualdad generada por este arbitrario e irracional modo de desarrollo.

Es un periodo en el cual la izquierda, sus organizaciones y sus reivindicaciones han sido marginadas del debate y del quehacer político, todo se ha circunscrito al llamado centro, de derecha e izquierda, éste ultimo subordinado al primero y que aceptó gobernar sin el poder de cambiar nada, sometiéndose a la Constitución del 80, a los dictados empresariales y banqueros especuladores, a los organismos financieros internacionales que sustentan las operaciones de las empresas trasnacionales a nivel mundial.

En este escenario la transformación profunda y superadora del sistema capitalista, neoliberal, de explotación y de las opresiones que alimenta, es una tarea pendiente. Por eso nuestro papel hoy, es hacer de la política algo comprensible para asegurar la participación de todos, del pueblo, no podemos renunciar a nuestros intereses, tenemos que aportar a forjar nuevos liderazgos con vocación de cambio y de poder.

Para los Rodriguistas el camino recorrido desde 1983 ha sido largo y no menos difícil, quedaron en el camino valiosos/as combatientes, fieles exponentes de la rebeldía que nos vio nacer. Con sus virtudes y defectos, de manera humilde y ejemplar, nos dejaron su legado, tan silenciosamente como vivieron, entregados de cuerpo y alma a sus nobles ideales.

Nuestro Comandante José Miguel, está a la cabeza de ellos, héroes del pueblo, quienes les conocimos y tenemos constancia de su labor, de su trabajo, de su noble esfuerzo tenemos la obligación moral de contar y transmitir lo que hicieron en su vida ejemplar, a ellos y ellas nunca les podrán juzgar por no luchar y ese es su gran ejemplo.

Hoy día es la nueva generación de jóvenes chilenos en general y de Rodriguistas, quienes tienen este horizonte por alcanzar, para poco a poco ir en conjunto reconstruyendo nuestra historia, recogiendo lo mejor del movimiento revolucionario y de nuestros héroes. Nos corresponde estar en esta nueva fase de luchas sociales y de clases, para construir el Chile libre y justo que siempre quisimos, con nuevos actores y renovadas estrategias de movilización y organización, nuevas prácticas colectivas, con una visión de unidad con los numerosos movimientos sociales y políticos históricos de nuestro país.

La transformación del presente y el futuro se podrá lograr, teniendo en cuenta la memoria histórica y el saber colectivo del presente, para ello y con creatividad, debemos tomar nuestras reivindicaciones históricas: Una nueva Constitución y una Asamblea Constituyente, La recuperación de nuestras riquezas y recursos naturales. El derecho al trabajo, a un sueldo y a una jubilación digna. Una Educación Pública gratuita y de calidad, el respeto y reconocimiento de nuestros pueblos originarios, la democratización de las FF.AA. entre otras reivindicaciones.

Para construir una sociedad sana es necesario terminar con la impunidad y las cárceles de lujo para los culpables de crímenes de lesa Humanidad. Apoyemos esta sentida reivindicación que también es nuestra,

En este aniversario del Rodriguismo, levantemos la voz para exigir el respeto a los familiares de detenidos desaparecidos, que les digan que hicieron con sus cuerpos.

Es necesario y urgente transformar la doctrina militar, el carácter de clase y los métodos de ingreso. Un militar es un patriota que ama su pueblo y que tiene que protegerlo del abuso y de la desigualdad de los que sustentan el poder. Es un patriota pues está dispuesto a morir por el respeto de los Derechos ciudadanos, y por sobre todo impedir todo acto que vulnere la soberanía nacional.

En este treinta Aniversario del FPMR tomemos esta tarea urgente y del momento, exigiendo desde la calle su cumplimiento junto a las demás demandas nacionales. ¡NO a la Impunidad si a la justicia y a la verdad!

El 30 Aniversario del Rodriguismo debe ser reconocido como el día de la rebeldía nacional, así honraremos la vida de nuestros hermanos, legitimando su memoria como siempre lo hicimos, sumando, luchando y construyendo, un país verdaderamente mas humano, sin desigualdades, verdaderamente democrático y popular.

Los Rodriguistas no ocultamos nuestros objetivos, Chile requiere recuperar a su izquierda, la teoría y la práctica de los centros políticos, nos llevó a vivir y ser víctimas de una sociedad desigual como nunca antes en nuestra historia, nos acorraló y dividió.

El FPMR es parte de una izquierda verdadera y popular, que tiene claro que vivimos en una sociedad de clases y que históricamente quiere construir la igualdad de derechos y oportunidades, de participación, en una sociedad democrática.

Abogamos por un proyecto ético de vida, no somos una propuesta económica de gestión empresarial fundada en la ganancia del capital, el egoísmo, el lucro y la alienación del ser humano. Eso se llama capitalismo y neoliberalismo. En ello radica la diferencia que separa a la izquierda de la derecha.

Hermanos y hermanas Rodriguistas, tenemos la idea, la historia, la fuerza y la razón, somos herederos de hombres y mujeres valientes, de Manuel Rodríguez, Salvador Allende, Miguel Henríquez, Raúl Pellegrin, Cecilia Magni entre miles de héroes del pueblo.

En el nombre de todos ellos nos toca construir organización, que nuestro aniversario sea para recuperar nuestra memoria, para levantar con fuerza nuestro patrimonio histórico y moral y colocar al RODRIGUISMO COMO UN PROTAGONISTA POLITICO DE LAS LUCHAS QUE SE AVECINAN, JUNTO AL MOVIMIENTO SOCIAL Y POLITICO DE NUESTRO PUEBLO…..HAGAMOS DE ESTE 30 ANIVERSARIO DEL FRENTE PATRIOTICO MANUEL RODRIGUEZ, UNA CONMEMORACION COMBATIVA Y DE CONSTRUCCIÓN POLITICA Y SOCIAL

¡QUE NO SE NOS JUZGUE POR NO LUCHAR¡

Comité de Iniciativa 30 Aniversario del FPMR
FPMR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *