Fotos Y Nombres De Los Candidatos Guevaristas A Las Elecciones 8 De Diciembre

El Movimiento Guevarista Revolucionario, MGR, definió la lista de candidatos de cara a las próximas elecciones a celebrarse el 8 de Diciembre.

Después de un arduo proceso de discusión democrática donde participó el conjunto de la militancia, el Movimiento Guevarista Revolucionario, MGR, definió la lista de candidatos de cara a las próximas elecciones a celebrarse el 8 de Diciembre.
Tomando en cuenta que nos encontramos como organización en pleno proceso de construcción partidaria, la Dirección Nacional del MGR, consideró de primer orden definir nuestra futura participación en las elecciones del próximo 8 de Diciembre.
Para definir nuestra participación, se inició un proceso de consulta democrática donde participó toda nuestra militancia. Las conclusiones de dicha consulta las entregamos a continuación.
Considerando que nos encontramos ante una situación política compleja, atravesada por la ofensiva de la derecha en contra de los intereses populares y que nuestra organización está en plena etapa de construcción partidaria, los guevaristas no nos podemos sustraer al impacto político social de las futuras elecciones de alcaldes y concejales.
Tanto la derecha como el gobierno, han insistido en darle a estas futuras elecciones, el carácter de plebiscito nacional en torno a la continuidad o no del actual gobierno. De esta manera el proceso electoral cruzará todo el acontecer político social en los próximos meses.
Hemos analizado las perspectivas que se presentan en estas elecciones y las diversas alternativas representadas en los diferentes pactos tanto de la oposición como del gobierno.
De la oposición nada podemos esperar. La dirección política de la oposición en estos momentos, está en manos del sector más fascista de la derecha y su apuesta estratégica es provocar en el corto o mediano plazo, el derrocamiento definitivo del gobierno.
Para este fin la derecha está empleando hábilmente, todas las formas de lucha privilegiando según el momento una u otra forma según sea el caso. Las tácticas diplomáticas, políticas, económicas, de movilización, desestabilización, guerra psicológica, propaganda y lógicamente la alternativa militar. La derecha ha aprovechado hábilmente la debilidad del gobierno y sus vacilaciones para enfrentar en dos frentes bien definidos su combate por apoderarse de la renta petrolera.
El primer frente es del enfrentamiento político abierto con el gobierno, empleando como dijimos sus diversas tácticas muy bien asesorados por EE.UU.
El segundo frente es el de la maniobra de la derecha económica que busca supuestos acuerdos y pactos con el ejecutivo tendientes a elevar aún más su tasa de ganancia.
En estos dos frentes el gobierno se ha presentado a la defensiva y no se visualiza como puede salir de la actual crisis.
En el primer frente que nombramos, el gobierno se ha refugiado sin mucho éxito en la figura del comandante Chávez, pero dejando en claro que son solo sus hijos y como tales, no se ven obligados a seguir el mismo derrotero que su “padre político”. Es así como el gobierno ha retrocedido en el discurso y en la práctica concreta, cerrando los espacios de opinión crítica que desde posiciones más de izquierda, podían objetivamente causarle problemas a su discurso de emprender en conjunto con los empresarios, el camino del “desarrollo productivo”. La única respuesta política que experimentó el gobierno, fue lo que denominó el Gobierno de Calle; especie de búsqueda de legitimidad social de cara a los estrechos resultados obtenidos en las elecciones presidenciales de Abril pasado.
Paulatinamente empezó a desaparecer del discurso oficial, el transito al socialismo y se reemplazó en primer lugar con la lucha contra la delincuencia y la inseguridad y luego en la lucha contra la corrupción. Estos dos temas convocantes, han sido los vehículos empleados para dejar atrás parte importante del proyecto del presidente Chávez, que ya en Octubre pasado, anunciaba un golpe de timón y una profundización de la revolución de cara a la construcción del socialismo.
En el segundo frente es quizás mucho más explícita la orientación del gobierno.
La seguidilla de reuniones con los altos empresarios empezando por Mendoza, presidente de Industrias Polar, se dio en un contexto de fuerte escasez de productos de primera necesidad.
La apuesta del gobierno contrariamente a lo que todos esperaban, fue fortalecer al sector empresarial con diversas medidas de corte económico.
Se asignaron vías rápidas para entregar más divisas baratas al empresariado, se le rebajo el IVA al sector agroalimentario, se simplificaron trámites, se otorgó más crédito a las empresas privadas y se aumentó significativamente el precio de los productos regulados. Aunque sobre este último punto, ya no vale hablar de alguna regulación, porque en la práctica esta ya no existe en ningún rubro que no sean los combustibles.
Según información entregada por el Ministro Merentes, se han realizado reuniones con unos 6 mil empresarios y en conjunto con ellos, se han buscado medidas que posibiliten un mayor desarrollo de la industria privada.
De esta forma el gobierno ratifica su opción en el sentido que el desarrollo industrial que necesita Venezuela, sea efectuado por la burguesía o por los supuestos empresarios “patriotas”.
El desarrollo de estos dos frentes, ha afectado de forma estratégica la percepción del mundo chavista en relación al gobierno.
No existe ciudadano en estos momentos, que no reconozca una fuerte crisis que tiende a profundizarse. La escasez de productos de la canasta básica, el desabastecimiento generalizado, la especulación galopante en cualquier mercancía o servicio y el índice dólar paralelo, para la fijación de los precios, han hecho que la inflación aumente fuertemente quizás en forma tan impactante como la desazón de los sectores populares.
La lucha contra la corrupción, gran bandera del gobierno, se ha reducido a unos cuantos mandos medios y bajos dentro de la administración pública y de algunas empresas manejadas por el Estado.
Los grandes corruptores no han sido habidos y no se han denunciado en forma pública, como lo que paso con el listado de empresas de maletín, que según la ex presidenta del BCV, robaron más de 20 mil millones de dólares a través del Sicad por medio de falsas operaciones de importación y negocios.
Frente a este gran descalco, el gobierno las emprendió contra los raspa cupos, demonizando a quien a veces por necesidad, se ve obligados a vender sus cupos de dólares depositados en sus tarjetas de crédito. O sea se persiguen los pequeños hechos, pero se deja impune a los grandes empresarios que son quienes manejan el mercado del dólar paralelo.
Ese clima de impunidad que rodea los grandes negocios turbios de la burguesía, es el gran incentivo para que sectores crecientes de la población se sumen a lo que se denominó “guerra económica”.
El acaparamiento que desarrollan las grandes cadenas de alimentos, es seguido por pequeños comerciantes y vendedores informales que vendiendo productos de primera necesidad, recargan varias veces los precios de estos como un medio de obtener ganancias extraordinarias.
En el plano político, pasa una situación que a todas luces causó preocupación y desconcierto. La designación de candidatos a dedo por parte del psuv para las elecciones, generó un clima de gran resistencia y en muchos sectores la población chavista resistió las designaciones con movilización y disturbios, lo que hizo que se retrocediera en algunas designaciones como en el caso de Guarenas por nombrar alguno.
La sensación de derechización del gobierno, es percibida ya por grandes sectores de la población y que se manifiesta sobretodo en relación a la política económica. Los aumentos de sueldo anunciados para este año no cubren en ningún caso las alzas reales experimentadas por los artículos y mercancías mostrándose una clara inclinación por favorecer a sectores medios y altos en detrimento de las y los trabajadores.
Una expresión de esto lo podemos ver si comparamos la actitud del gobierno en relación a la paralización universitaria que afecto a gran parte del país y el reciente paro efectuado por los trabajadores de Sidor.
Frente a la primera el gobierno no solo cedió y reconoció en los hechos la legitimidad de la Fapuv, sino que otorgó un aumento de sobre el 120 % a los profesores universitarios y funcionarios de las casas de estudio. La Fapuv más allá de las legítimas reivindicaciones de quienes trabajan en el sector, representa la posición de la derecha y es manejada de acuerdo a los intereses políticos de ese sector político.
En el caso de Sidor ocurrió la contrario. El gobierno en vocería del propio presidente, amenazo en reiteradas oportunidades a los trabajadores quienes mantenían una huelga por incumplimiento de acuerdos suscritos por la dirección de la empresa. Estas amenazas públicas y reiteradas del gobierno en contra de trabajadores, ya se han repetido en varios otros conflictos obreros, tratando de descalificar a los trabajadores y presentarlos frente a la opinión pública como saboteadores.
Así las cosas y con una derecha que se lanza cada vez en forma más abierta a la ofensiva llamando algunos de sus voceros a derrocar abiertamente el gobierno, solo cabe una actitud de los sectores populares: prepararse para enfrentar a la burguesía en todos los planos.
Pero este enfrentamiento debe ser organizado y conducido por los sectores más consecuentes dentro del espectro político que hoy se identifica con el socialismo.
La conducción que ofrece el gobierno, aparece débil, fragmentada y vacilante a la hora de la opción preferencial por el socialismo y por profundizar el actual proceso. El Gran Polo Patriótico no ha cumplido con su rol de conducción de los sectores populares y se muestra subordinado en este momento a la pelea por los cargos en las próximas elecciones y en última instancia a las decisiones del ejecutivo. Se ha perdido una gran oportunidad para ofrecer una conducción mucho más democrática y compartida del proceso por los cambios necesarios.
De tal forma que no queda otra alternativa que tratar de coordinar a los sectores que se reclaman revolucionarios en una nueva instancia que represente efectivamente a los sectores populares.
Proponemos desde aquí la conformación urgente del Frente Antifascista Social y Político, donde confluyan tanto las organizaciones políticas revolucionarias, así como también las organizaciones sociales y de trabajadores hoy dispersas y sin una conducción clara.
Las tareas de este frente de lucha antifascista, serian elaborar con urgencia un manifiesto que llame al pueblo a la organización, desarrollar un pliego de reivindicaciones para presentarlo al gobierno y finalmente elaborar un plan de lucha en forma concreta en caso de una asonada de la derecha fascista.
La constitución de esta instancia significaría en la práctica pasar a un nivel superior de organización, profundizar el poder popular como ente autónomo del gobierno y ofrecer una clara salida al conflicto de clases hoy presente en la sociedad venezolana.
Creemos que no hay tarea más prioritaria que esta en este momento y siendo así, nos ponemos a la orden con nuestros modestos esfuerzos para la consecución de los objetivos ya explicitados.
Para lograr dar ese salto importante en el nivel de la lucha y organización de los sectores populares, hemos decidido participar en las futuras elecciones para Alcaldes y Concejales en todo el país, con una lista de candidatos emblemáticos y unitarios donde nos podamos reconocer todas y todos quienes impulsamos la lucha revolucionaria por el socialismo.
Esta es la apuesta y la propuesta de los Guevaristas revolucionarios que le proponemos a nuestras hermanas y hermanos en esta hora de grandes decisiones políticas.
Debemos rescatar sin lugar a dudas la idea de socialismo de las catatumbas donde la ha relegado el reformismo y levantar con fuerza la consigna por la profundización del proceso devenido en mera administración del Estado burgués.
Proponemos rescatar nuestras raíces patrióticas y libertarias y ponerlas en sintonía con la idea del socialismo revolucionario.
Definimos por tanto nuestro proyecto como patriótico, latinoamericanista, internacionalista proletario, antifascista, antiimperialista socialista y revolucionario.
Enlazamos la lucha por la primera independencia fallida, con la lucha por la construcción del socialismo no solo en nuestra patria, sino como un proyecto de la clase obrera y el pueblo explotado a nivel internacional y en todos los continentes.
Por lo tanto estamos hermanados con la gran revolución de Octubre, con la gloriosa gesta del pueblo chino, con la lucha por la liberación nacional de los pueblos de África y todos los continentes, con la independencia del País vasco, con la liberación de Irlanda, con las guerras populares de la India y Filipinas, con la lucha de los pueblos indígenas, y con todas las luchas por el socialismo revolucionario.
La definición de nuestros candidatos contiene una apuesta estratégica de la cual no nos podemos sustraer. No reconocemos en la institucionalidad burguesa ninguna posibilidad de avanzar hacia los verdaderos cambios que los pueblos necesitan.
Apostamos por la construcción estratégica revolucionaria y socialista, desde el seno de la clase obrera y el pueblo explotado de la ciudad y el campo y en abierta confrontación, con el Estado burgués que en el caso de Venezuela, se niega a morir y es uno de los sustentos de la actual pretensión de la conciliación de clases en desmedro de la lucha por el socialismo.
Por eso para estas elecciones, hemos elegido una lista de candidatos que representa la dignidad y el proyecto histórico no solo de nuestro pueblo venezolano, sino de todos los pueblos que luchan por la libertad, la justicia y el socialismo.
Reconocemos en estos hermanos el coraje, la hidalguía, la consecuencia y la honestidad para encabezar nuestra construcción independiente de tutelas burguesas y reformistas. Ellos representan, lo más claro del pensamiento revolucionario, el pensamiento científico de la clase obrera y el verdadero proyecto de enfrentamiento con la burguesía, que terminará finalmente siendo derrotada.
A continuación les presentamos las fotos y la lista de nuestros candidatos a las futuras elecciones y de todas las que están por venir. Aquí faltan muchos nombres y fotos porque es una apretada síntesis, pero están los que a nuestro juicio, son los más importantes y representativos del pensamiento y acción revolucionaria.

 

Lista de nombres:

Simón Bolívar

José Martí

Manuel Rodríguez

Emiliano Zapata

Carlos Marx

Federico Engels

Vladimir Lenin

Mao Tse tung

Ho Chi Minh

Võ Nguyên Giáp

Augusto Cesar Sandino

Farabundo Marti

Fabricio Ojeda

Argimiro Gabaldon

Carlos Mariategui

Malcom X

Thomas Sankara

Carlos Marighella

Bobby Sands

Tamara Burke

Camilo Torres

Pakito Arriaran

Inti Peredo

Filiberto Ojeda

Raúl Sendic

Roberto Santucho

Néstor Cerpa Cartolini

Raúl Reyes

Salvador Allende

Miguel Enríquez

Raúl Pellegrin

Cecilia Magni

Calos Fonseca

Hugo Chávez

Manuel Marulanda

Ernesto che Guevara

Es claro que esta lista significa que los Guevaristas no entraran en la pelea por un cargo ni tres ni cuatro. Es claro que esta lista representa la apuesta estratégica por la organización y lucha por el socialismo revolucionario. Es claro también que no creemos posible realizar la revolución desde dentro de la institucionalidad burguesa ni menos por métodos pacifistas.

Es claro que tomamos esta opción estratégica con la honestidad que nos caracteriza y la entregamos a consideración del conjunto de la clase obrera y el pueblo explotado, para que juntos empecemos a recorrer el camino de la victoria definitiva.

En el Mes de Octubre, Mes Guevarista y Revolucionario, llamamos a todo el pueblo a la organización autónoma del Poder Popular, a elaborar los planes para enfrentar a la derecha fascista y a derrotar el reformismo que paraliza y desmoviliza.

Construyendo la idea y el instrumento revolucionario,

Contra el fascismo capitalista y el reformismo burgués,

Movimiento Guevarista Revolucionario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *