Una Leyenda De Los Pueblos: Vo Nguyen Giap

Nuestras generaciones han vivido con la leyenda de Vietnam, fuente de inspiración para la lucha empleando las fuerzas supremas de un pueblo seguro de su ideal. Muere un hombre concienzudo de las limitaciones de su tiempo para de ellas construir grandes victorias populares, hacer frente a los imperialistas europeos y estadounidenses: a la política colonial francesa y al belicismo del complejo militar-industrial norteamericano.

Campesino firme que afrontó el destino de su patria, inspirado en la vida del pueblo se concentró en la gran tarea encomendada del frente armado para derrotar al imperialismo. Forjado en la escuela de Ho Chi Minh, llevó a cabo la más gloriosa de las luchas que mostraría al mundo la farsa de la invencibilidad yanqui. Con el pueblo hecho ejército y el ejército hecho pueblo derrotaron más que ejércitos imperialistas, nos devolvieron la perspectiva de triunfo. La paliza a la más arrogante de las superpotencias, desde entonces sigue siendo una herida que no sana, rompió muchos esquemas del combate revolucionario, alineándose en sus mejores tradiciones.

La saña del imperialismo en Vietnam no tuvo límites, sus atrocidades perduran, el genocidio y daños indiscriminados no se olvidan. Sin embargo la política gringa chocó de frente y fue arrollada, el cordón sanitario que en ese entonces proyectaban contra los pueblos de aquella región, no pudoimponerse, el cerco se rompió frente al valor y resistencia del pueblo vietnamita, y sin lugar a dudas gracias a la maestría de éste hijo suyo. De su vida pronto nos recordarán otras labores, nosotros queremos ser incisivos en ésta etapa de lucha en que el general Giap dio grandes luces para todo el mundo acerca de la aplicación consecuente de la lucha de clases en las circunstancias más difíciles para una nación deseosa de hacerse libre, de surgir independiente.

En Giap se encuentran palpitantes enseñanzas de combate, pero sobre todo, de emprendimiento revolucionario, de constancia y contundencia para afrontar el reto de lo imposible. Valerse de la unidad y consecuencia del pueblo y sus clases laboriosas, de la acción de sus dignos dirigentes y defensores, de adaptación al terreno de la lucha sin pretender que ésta se adapte a esquemas.

Las generaciones del cambio revolucionario saben que muchas cosas han variado, pues bien en este espíritu tienen en el legendario vencedor un legado, que aplica para el enorme reto insurreccional frente a un sistema que ha multiplicado sus fuerzas a costa y contra de nosotros. La guerra del pueblo es necesidad creciente contra las burguesías del mundo, contra su supremacía, sus amenazas de violencia pueden ser derrotadas valiéndose del empleo de todos los recursos y formas de la lucha, el sistema puede superarse con nuevas condiciones sociales, los monopolios pueden ser vencidos con la socialización de sus medios. En las condiciones de hoy las enseñanzas válidas de Vietnam se dimensionan y su ejemplo perdurará iluminando la lucha de clases; vaya a la memoria de este luchador de origen campesino, comunista consecuente, humilde y sencillo, de la escuela de Ho Chi Minh, de las mejores tradiciones de la Internacional Comunista.

¡Proletarios de todos los países, uníos!

El Buró Político del Comité Central

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *