La Muerte Del Ché Guevara Desde La España De 1967

El 8 de Octubre se cumplen cuarenta y seis años de la caída del Ché Guevara en combate. Hecho que también tuvo impacto en la sociedad española de entonces.

La Habana, unida de bahía y mar, con raíz de sol, quinto aniversario de la Revolución Cubana, una tribuna armada del Che Guevara, detrás suyo Dolores Ibarruri “La Pasionaria”, el verde de la selva latinoamericana, el negro de las montañas de carbón de la península ibérica, es 1964 y se enlaza dos esperanzas, Diciembre de 1958 Santa Clara, Noviembre de 1936 Madrid. Es Enero y por momentos el cielo del Caribe grita brisas de No Pasaran.

En 1964 era común que aparecieran donaciones monetarias de individuos o colectivos al Mundo Obrero desde el interior de la prisión en la que estaba convertida España hacia PCE, con el nombre de Che Guevara, desde Navarra el autodenominado clandestino grupo del Moncayo, firmaba así. El Partido Comunista de España, comparaba en sus publicaciones de época, a Hitler, Franco y Mussolini con Johnson y McNamara, la defensa de Vietnam con de la Republica española y a la oposición antifranquista con el Che Guevara. La Pasionaria envía telegrama de pésame desde Moscú a la hija del Ché, Aleida. En Octubre de 1967 tras la caída en combate del Comándate Ernesto Guevara en los hondos de Bolivia, Santiago Carrillo, escribía un artículo de homenaje en el que exclamaba que si el Ché hubiera nacido antes, habría sido un Brigadista Internacional en el estado español. El comité Central del PCE, emite un comunicado el día 21 de Octubre de pésame al Partido Comunista de Cuba por la desaparición en acción de guerra del Camarada Ché Guevara. Ese mes en Sevilla se produce una misa por parte de estudiantes católicos en memoria del Ché, a su fin se dan vivas a Cuba socialista y a la Vietnam Antiimperialista. Tras la muerte del argentino internacionalista, en España se celebran manifestaciones de denuncia en la universidad de Madrid, en los pasquines lanzados delante de los grises, se compara al Comándate Revolucionario con los guerrilleros anti-Napoleónicos de 1808. La cultura castellana o vasca también refleja al Ché, el director de cine Antonio Eceiza, le pone como ejemplo de moral en los intelectuales. Militares republicanos con Enrique Lister sobresaliendo o profesionales del ejercito sobre todo Alberto Bayo, el que intento conquistar Baleares en Agosto de 1936 para el gobierno del Frente Popular le rinden honores. La poetisa Argentina María Luisa Carnelli, apoyante con su presencia durante la guerra a la republica, escribe a la diputada y escritora Margarita Nelken en donde menciona la muerte del Ché, en esa carta Franco está presente, otra vez el argentino y el dictador se cruzan, uno como esperanza otro como horror.

El 15 de Marzo de 1968 estudiantes de la Ciudad Universitaria de Madrid, se manifiestan con retratos del Ché y Ho chi Minh, queman una bandera de EEUU y la policía gris carga a caballo y a pie y detiene a 18 jóvenes. En total 2000 personas participan en esta acción, todo comenzó con un mitin antiimperialista en la facultad de ciencias, el cual termino bruscamente por el corte de electricidad producido por los agentes represivos policiales del régimen Fascista.

El poeta zaragozano exiliado, José Luis Galbe dedica un poema al Comandante Guevara que reproduce la prensa anti-fascista de los pueblos de España.

“Quisiéramos un mundo lleno de chés Guevaras,
Y lo tendremos, porque aunque ché hubo solo uno,
Viviremos contigo, defendiendo tu muerte”.

La absurdidad del estado fascista español, es la detención del histórico comunista Vasco, Ramón Ormazábal y su internamiento en la cárcel de Basauri, por la detentación de un grabado del Ché Guevara, que le fue incautado en un registro domiciliario. El 18 de Mayo de 1968, tras los acordes del cantautor Raimon en la universidad Madrileña, un millar de estudiantes se manifiesta por la calle Princesa de Madrid, a gritos de “Abajo Franco”, “Europa Socialista” y “Viva el Ché”, van con pequeños retratos del guerrillero argentino-Cubano y se dan choque con la policía franquista que responde con porra y bombas de gas, se levantan barricadas con las sillas y mesas de las terrazas cercanas, por un momento Madrid se traslada a una selva urbana y Carlos Puebla suena de fondo a Che Guevara.

La cantautora catalana Guillermina Motta se pasea por Europa a guitarra y acorde, cantando al Guevara y pidiendo la democracia para el estado Español, el actor Paco Rabal interpreta en el cine al Comándate de la Revolución cubana y Raimon le canta en la universidad de Valencia.

Años posteriores, no solo el PCE reclamaría al Ché Guevara como suyo, partidos políticos como la Organización Revolucionaria de los Trabajadores (ORT) le tendrían a modo de base ideológica por sus cercanías a la China de Mao o la Liga Comunista Revolucionaria (LCR) le editaría junto a León Trotsky. La UGT en su órgano de expresión escribía en 1974, que la teoría del foquismo o Guevarista no era extrapolable a España, optando por una vía escalonada y placista hacia el socialismo. En cambio en 1961 desde órgano oficial de la CNT en Francia en el exilio por medio del histórico libertario Severino Campos se acusaba al Ché como agente de Moscú y de ser orientador de un comunismo dictatorial en Cuba.

La prensa de FET-JONS o del Movimiento Nacional, le denomina desde principios de la década de 1960 de terrorista o Castrocomunista. La opinión del Falangismo se divide entre los “Auténticos” que le ven de la talla de José Antonio Primo de Rivera y la rama mas neonazi que le llega a tachar de judío despectivamente.

Es 1968 y España sigue tan sombría como en 1939, pero un ser humano nacido en la ciudad de Rosario de Argentina, dio un poco de arcoíris a los corazones resistentes de la larga noche fea del franquismo.

* Eduardo Andradas es Investigador Histórico

http://elleteoenverso.blogspot.com.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *