La Producción De Harina En MONACA Ha Disminuido Al 45% A Pesar De Entrega De Dólares Para Compra De Materia Prima

A los trabajadores no les pagan desde hace 6 semanas

Molinos Nacionales C.A. es una empresa procesadora de trigo, de la cual se deriva la harina industrial para pan, harina granel para las galleteras, harina de sémola para la pasta, así como la harina de uso doméstico Robín Hood, todos alimentos fundamentales para la canasta básica de la población venezolana. Monaca, cuyo nombre salto del anonimato a partir de la declaración de expropiación por parte del Comandante Hugo Chávez en el 2010, es subsidiaria de la transnacional GRUMA de origen mexicano. En la actualidad esta empresa se encuentra prácticamente detenida, y sus trabajadores vienen denunciando que esto responde a intereses políticos.

Gabriel Alfonso, Secretario de Organización de dicho sindicato, y un grupo de trabajadores y representantes sindicales converso con el equipo de Marea Socialista para dar a conocer más a fondo su problemática.

MS: ¿En qué situación se encuentran hoy los trabajadores de Monaca, y la situación de la empresa en general?

GA: Para abordar la situación actual debemos repasar brevemente los antecedentes de nuestra lucha. En años anteriores, la representación sindical era netamente propatronal, y los trabajadores se encontraban a la merced de los constantes atropellos de la transnacional y su subsidiaria nacional. Desde el 2006, con la llegada de nuestro equipo a la dirección del sindicato, equipo político abiertamente comprometido con el proceso revolucionario dirigido por Hugo Chávez y ahora por Maduro, la persecución contra los trabajadores no ha cesado. En la lucha hemos conquistado 2 pliegos laborales admitidos por el ministerio, 2 convenciones colectivas y 1 reclamo colectivo. La empresa cuenta con un total de 360 trabajadores repartidos en las 2 plantas que se encuentran en Pto Cabello, Edo. Carabobo, de los cuales cerca de 70 son tercerizados.

MS: ¿Cómo se encuentra la producción en estos momentos?

Nosotros venimos denunciando insistentemente la disminución sistemática de la producción. Regularmente la producción mensual alcanzaba las 11 mil toneladas de los productos antes nombrados. Hoy en día no llega ni a 5 mil y continúa en baja. Esta disminución paulatina se inició desde julio del año pasado. Sabemos con certeza que ninguna de las justificaciones dadas por los empresarios es verdad. La entrega de dólares para la importación de materia prima ha sido fluida y constante, de hecho se había mantenido un almacenamiento de materias primas capaz de surtir la producción en un nivel óptimo por varios meses. La producción varias veces se ha detenido debido a procesos de fumigación que duran más de lo normal y a partir de los cuales tardamos mucho tiempo en retomar la actividad. De hecho parte del personal de gerencia ni se ha reintegrado desde la última fumigación efectuada a mediados de agosto.

MS: ¿A qué creen ustedes que obedecen están medidas y acciones por parte de los empresarios?

G.A: Para nosotros los trabajadores resulta evidente que se está llevando a cabo un golpe económico, en el cual el saboteo a la producción es solo una arista. Lo más perverso, no es solo que se tienen todas las condiciones para producir al 100%, sino que se les sigue entregando dólares sin ningún tipo de contraloría o supervisión. Hace menos de un mes se autorizó la entrega de 180 millones de dólares para las 5 más grandes harineras del país, entre ellas a MONACA, y la situación de la producción y al abastecimiento en este rubro sigue igual o peor que antes.

MS: ¿Qué han hecho los entes gubernamentales responsables?

GA: Nosotros hemos denunciado innumerables veces esta situación ante los medios de comunicación, ante los ministerios correspondientes, ante el Poder Judicial, ante la Asamblea Nacional y solo nos dan respuestas parciales. Sentimos que no estamos siendo escuchados. De hecho, la lucha del sindicato y de los trabajadores de MONACA también ha tenido que enfrentarse contra los vicios y las desviaciones de ciertos funcionarios, que a nuestro parecer actúan como una red mafiosa dentro de las inspectorías laborales y entes gubernamentales, que militan en contra de la clase obrera y del legado de nuestro comandante.

MS: ¿Cómo piensan hacerle frente a esta situación?

GA: Hemos avanzando en todos los caminos legales y políticos para denunciar la situación. Fuimos al ministerio de Alimentación, a plantearle al mismo ministro la situación de la disminución de la producción. Ante el ministerio del trabajo hemos denunciado la violación de 12 puntos de los pliegos laborales. La respuesta ante nuestra actividad de denuncia y movilización más bien ha sido de criminalización y repudio, no solo del empresario, sino de funcionarios e instituciones gubernamentales. Nosotros no pensamos en parar la producción, más bien luchamos por producir, porque estamos comprometidos con la soberanía alimentaria de nuestra patria. Nuestra acción continuara en pro de la organización y concientización de los trabajadores para la exigencia de la contraloría a la producción y distribución, así como para que se lleve adelante el dictamen de expropiación, el cual abre el debate sobre el control obrero, lo que nosotros asumimos como un reto y nos sentimos preparados.

_______________

A través del equipo de Prensa Marea Socialista seguiremos de cerca el desarrollo de esta importante lucha que llevan adelante los trabajadores de MONACA, la cual se desenvuelve en el marco de un contexto económico nacional que merece ser estudiado y debatido. En función de eso, en el siguiente documento: Merentes a contravía de Chávez: ¿Qué esconde la Guerra Económica contra el Proceso Bolivariano?, se pueden encontrar herramientas para comprender globalmente lo que sucede en MONACA y otras empresas de diferentes ramas.

Tomado de aporrea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *