A La Conciencia Del Pueblo Venezolano Sobre La Detención De Un Revolucionario.

Escrito simple de una dueña de casa que nos hizo llegar la autora via correo electrónico.

Primero se sentaron a conversar con el genocida Uribe, pero a mí no me importó porque estaba preocupada de las elecciones.

Pasado un tiempo, entregaron a unos revolucionarios heridos en la frontera con Colombia a la oligarquía criminal de ese país, pero a mí no me importó porque no soy del ELN.

Más tarde detuvieron al vasco Iñaki Etxeberría, pero tampoco me importó porque ni sabía pronunciar su apellido.

Después detuvieron y entregaron para que fuera encarcelado, al periodista Joaquín Becerra pero yo andaba en mis cosas tramitando un crédito para la cooperativa.

Un día atraparon y encarcelaron sin juicio al cantor Julián Conrado. Pero tampoco me importó porque no sé nada de su música y no soy colombiana.

Después se sentaron a conversar con unos empresarios (para el desarrollo dijeron) y les entregaron dólares, créditos y les eliminaron impuestos. Tampoco le preste mucha atención porque andaba preocupada de conseguir harina pan y papel toilet.

Otro día anunciaron que tendríamos que entregarle más recursos a la burguesía para que produjera alimentos. Tampoco le preste gran atención porque total, son los hijos de Chávez pensé.

Hace poco detuvieron al revolucionario vasco, Asier Guridi, en conjunto con España. Pero que les puedo decir; no sé dónde queda Euskal Herria.

Vamos a ver que pasara mañana… a lo mejor es demasiado tarde…

Continuará.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *