La Operación Siglo XX: El Intento De Tiranicidio Contra Pinochet. Lea Y Descargue El Libro Completo

Conozca parte del plan que casi cambia la historia de Chile en 1986. Cuando se cumple este 7 de Septiembre, un año más del intento de tiranicidio contra pinochet, Guevariando quiere rendir un modesto homenaje a todas y todos los combatientes revolucionarios que participaron directa o indirectamente en la acción de ajusticiamiento. Detras de los gatillos que trataron de ajusticiar al tirano el año 1986, estaban las manos de todas las personas honestas y que creen firmemente en la justicia en el mundo entero. la sobreviviencia del tirano a dicha acción de justicia, en nada desmerece el esfuerzo y compromiso de quienes ese día combatieron en nombre de todas las personas decentes del mundo entero.

¡¡¡Honor y gloria a los que combaten las injusticias y luchan por la revolución!!!

Redacción Guevariando

Hacia abril de 1986, la oposición a la dictadura de Augusto Pinochet había llegado a un consenso para retomar las acciones de protesta social. Después de un amplio proceso de acuerdos sectoriales entre organizaciones de la sociedad civil se funda la Asamblea de la Civilidad, presidida por el médico demócratacristiano Juan Luis González, presidente del Colegio Médico. María Antonieta Saa es la representante de Mujeres por la Vida y Sola Sierra de los organismos de derechos humanos. Al inaugurar sus actividades, la nueva organización elabora la “Demanda de Chile”, que recoge las principales exigencias democráticas de las organizaciones sociales. La presentan al gobierno y le da un plazo de treinta días para responder. La respuesta no llega y la Asamblea llama a un paro nacional para el 2 y 3 de julio.

Entre tanto, el FPMR, que el año anterior había secuestrado al hijo de un banquero, secuestra ahora a un cabo de Carabineros. Y prepara por esos días la que será una de sus operaciones más audaces, la del desembarco de armas en el norte, según relata el historiador comunista Iván Ljubetic:
“Ya el año anterior, el FPMR compró las goletas Chompalhue y Astrid Sue, y obtuvo permiso para montar en la zona del norte varias empresas de fachada. Según versiones de La Tercera, el costo de estas inversiones habría sido de 4 millones de dólares. El 24 de mayo, más de 70 miembros del FPMR se concentraron en el área de Los Corrales, cerca de Carrizal Bajo. Las dos goletas se hicieron a la mar. En el límite de las 200 millas recibieron la primera de tres partidas de armas, trasladadas hasta allí y previamente reunidas por la solidaridad de pueblos hermanos. En total fueron 80 toneladas de armamentos”.

Augusto Pinochet
A fines de abril la Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH) llama a un acto masivo de estudiantes para ver el paso del cometa Halley en la Plaza Italia de Santiago. La movilización es reprimida por fuerzas militares, quienes detienen a cientos de estudiantes. La CONFECH realiza entonces un paro, que termina con la toma de sedes universitarias y los consecuentes enfrentamientos. El 1° de mayo el CNT convoca a una celebración y marcha en la Alameda, pero las tropas que ocupan la vía impiden el desfile. Semanas después se realiza en Santiago la Asamblea Parlamentaria Internacional por la Democracia en Chile, apoyada por movilizaciones sindicales. La represión provoca la muerte de un estudiante.

En ese marco de tensión creciente se realiza el paro del 2 de julio de 1986. La ciudad es ocupada militarmente. Hay barricadas y enfrentamientos en las poblaciones, mientras se restringe la circulación de personas por el centro de Santiago. Se produce entonces un grave incidente: dos jóvenes, Rodrigo Rojas Denegri, 19 años, y Carmen Gloria Quintana, de 18, son capturados por una patrulla militar, quemados y luego abandonados en un sitio eriazo. Trasladados posteriormente a un hospital, Carmen Gloria salva dificultosamente, pero Rodrigo muere producto de sus quemaduras.

A comienzos de agosto, los dirigentes máximos del MIR Andrés Pascal y Hernán Aguiló ofrecen una conferencia de prensa clandestina, en la que hacen una autocrítica de los errores del pasado y anuncian una nueva ofensiva contra la dictadura, llamando al pueblo a sumarse. Al otro día, en una rueda de prensa con periodistas extranjeros, el FPMR presenta a dos conscriptos que han desertado del Ejército y se han sumado a sus filas. El comandante del Frente que se presenta como encargado del trabajo al interior de las FF.AA. amenaza con el ajusticiamiento de Pinochet:
“Tenemos las fuerzas suficientes para decirle a Pinochet y al alto mando que no pueden estarb tranquilos. En cualquier momento alguno de nosotros va a terminar con Pinochet”.

Localización del arsenal de Carrizal Bajo (1986)
Sin embargo ese mismo día, mientras habla el comandante del FPMR, los aparatos de inteligencia del régimen dan un golpe decisivo al descubrir un arsenal en Carrizal Bajo, cerca de Huasco (Atacama), en el que habría más de 50 toneladas de armas y pertrechos de guerra. Se dice que el depósito ha sido cuidadosamente planificado y organizado durante más de un año, con ayuda externa, básicamente cubana. Caen detenidos 21 miembros del Frente, entre ellos los dos supuestos jefes de la operación, Sergio Buschmann y Alfredo Malbrich. Se dirá más tarde que fue la colaboración de EE.UU., cuyos servicios de inteligencia habrían detectado por satélite los desembarcos de armas, lo que permitió la acción de los militares; se especulará también que la localización del arsenal se debió a informaciones de un miembro de los servicios de seguridad cubanos que trabajó para la CIA. Los detenidos son salvajemente torturados, los servicios de inteligencia detienen a otros miembros de la organización guerrillera y detectan diversos lugares en el centro del país donde hay más escondites de armas. El armamento requisado alcanza, según informes oficiales, a 3.115 fusiles M-16, 114 lanzacohetes RPG-7 soviéticos, 167 lanzacohetes LAW (Light Antitank Weapon) estadounidenses, más de 2 millones de cartuchos, 2.000 granadas, ametralladoras pesadas, toneladas de explosivos, bombas, detonantes y otros pertrechos. El Frente y el PC señalan que se trata de un montaje de la dictadura. El 3 de septiembre la comisión política del PC envía una carta crítica al PDC:
“Pensamos que ustedes hacen pie al show de los armamentos para justificar un retroceso que se viene experimentando en las posiciones de vuestro partido desde mucho antes”.
Cinco días después se lleva a cabo la Operación Siglo XX.

El atentado

La caravana presidencial, integrada por 10 vehículos y encabezada por dos motoristas, se dirigía el domingo 7 de septiembre desde su residencia de montaña, ubicada en el pueblo de El Melocotón hacia Santiago por un camino de doble vía, cuando fue atacada a las 18:40 horas en la cuesta Las Achupallas, en el sector de La Obra. Un lanzacohetes disparó de costado al pasar el primer vehículo de los guardaespaldas, incendiándolo. Fue la señal que abrió el fuego.

Reconstitución del atentado
Desde las laderas cercanas, protegidos por la semioscuridad del atardecer y la sorpresa, cayó una multitud de disparos sobre la comitiva. Los atacantes usaron fusiles M-16 y lanzagranadas norteamericanos LAW. Desde un remolque, cuya presencia resulta habitual en una zona turística como es el Cajón del Maipo, bajó otro grupo de personas que disparó contra los últimos vehículos de la caravana, intentando detenerla.

Los dos motoristas de carabineros que encabezaban la comitiva cayeron heridos. Uno de ellos exclamaba en medio del tiroteo: “¡Han matado al presidente! ¡Han matado al presidente!”, contó después un testigo.

Pero no era así. Aunque el coche de Pinochet recibió impactos de bala en el techo, ventanillas delantera y trasera y una granada explotó junto a la rueda posterior derecha, el blindaje del coche Mercedes Benz protegió al general.

Pinochet salió casi ileso, debido a que no iba en el coche presidencial y a que suele cambiar la posición de su vehículo durante los viajes, por razones de seguridad. En algunas ocasiones marcha en primer lugar, y en otras, en el medio o al final de la caravana. Durante el atardecer del domingo iba en el medio de la comitiva.

El conductor de su vehículo dio marcha atrás durante el tiroteo. Los cristales de las ventanas impidieron el paso de las balas, pero algunas astillas se incrustaron en la mano izquierda de Pinochet.

El tiroteo duró 15 minutos. Transeúntes que pasaban por el lugar vieron surgir columnas de humo del vehículo quemado y campesinos que viven en las cercanías se arrojaron al suelo de sus viviendas. La comitiva, armada con ametralladoras, cubrió la retirada de Pinochet. En el ataque, murieron 5 escoltas.

Pinochet se volvió de inmediato, con parte de su comitiva, a su residencia en El Melocotón, adonde permaneció toda la noche. Mientras tanto, el comando logró escapar.

José Carrasco Tapia, periodista asesinado por la dictadura
Esa noche la dictadura decreta el estado de sitio, adelanta el toque de queda, detiene a dirigentes opositores, entre ellos a Ricardo Lagos, e inicia la venganza. En la madrugada del día 8 de septiembre, un grupo de hombres armados rodeó la casa del electricista Felipe Rivera Gajardo, de 40 años, antiguo militante del PC y cuñado de uno de los 21 frentistas detenidos por el caso Carrizal Bajo, el cual fue detenido y enviado a un lugar no identificado.

Dos horas después, fue secuestrado Gastón Vidaurrázaga, 28 años, profesor y miembro del MIR. Posteriormente, fue secuestrado el periodista José Carrasco Tapia, miembro del comité central del MIR. En la mañana de ese mismo día, sus cuerpos, acribillados a balazos, fueron encontrados en diversos puntos de Santiago.

En la noche siguiente, bajo toque de queda, fue secuestrado Abraham Muskatblit, publicista y antiguo miembro del PC, apareciendo posteriormente acribillado en un canal de regadío en Lonquén.

Posteriormente intentaron, pero sin éxito, secuestrar a Luis Toro, abogado de la Vicaría de la Solidaridad.

———————————————————————————————————————————————————————————————–

Parte Operativo Misión Patraia Nueva.

DE: Comandante Bernardo, Jefe de Operación

A: Dirección Nacional del F.P.M.R.

 

FECHA: 08 de Septiembre de 1986.

 

Miércoles 03 de Septiembre:

 

09:00 hrs.
Por datos entregados de fuentes cercanas al tirano, se confirman sus intenciones de trasladarse a su casa de “El Melocotón”, los días 5, 6 y 7 de septiembre, después de dirigir personalmente las acciones represivas contra la población, durante el paro del 4 y 5 de septiembre, con el fin de preparar su discurso para la farsa del martes 9 de septiembre.

 

20:00 hrs.
Se traslada a la casa de espera, ubicada en “La Obra”, a las unidades 501, 502 y 503 del FPMR, utilizando el camino de tierra ubicado en la parte trasera de dicha casa. Los combatientes permanecen en la casa de espera, hasta el domingo 7, engañando hábilmente al personal de servicio, así como a los propios dueños. La preparación final de los combatientes es efectuada en la propia casa por el Oficial Sánchez y el Cabo Primero Fernández del Ejército de Chile, quienes fueron responsables de la instrucción de los combatientes en la etapa preparatoria de la operación.

 

Domingo 07 de Septiembre:

 

15:00 hrs.
La unidad 502, compuesta por siete hombres y cinco mujeres armados con sub-ametralladoras, granadas, fusiles y lanzacohetes se trasladan hasta el sector de “El Mirador”, junto con el Jefe de la Operación. El personal se oculta en una quebrada del cerro “El Purgatorio”, permaneciendo el Jefe de la Operación en el lugar de la emboscada para dar el aviso para ocupar las posiciones en el orden de batalla previamente establecido.

 

15:15 hrs.
La unidad 503, compuesta por cuatro hombres y tres mujeres, armados con sub-ametralladoras y lanzacohetes, se trasladan en un vehículo hasta el sector de “Las Vertientes”, para esperar el paso de la caravana del tirano y salir, en su persecusión.

 

15:30 hrs.
La unidad 501, compuesta por cuatro hombres y dos mujeres, armados con fusiles y sub-ametralladoras, se trasladan en un vehículo con casa rodante hasta una posición cercana a “El Mirador”, quedando en contacto visual con el Jefe de Operación.

 

15:30 a 18:30 hrs.
El personal permanece a la espera, manteniéndose oculto y enmascarado entre la población del sector.

 

18:31 hrs.
El Jefe de Operación al divisar la caravana del tirano bajando desde “Las Vertientes” hacia el cruce del camino a “Pirque” da la señal a las unidades 501 y 502 para ocupar su orden de batalla establecido. La unidad 503 avanza en vehículo, detrás del tirano, pasando inadvertida, lista para entrar en acción.

 

18:32 hrs.
La unidad 501 cierra el paso a la caravana, después de dejar pasar a motociclistas escoltas. El combatiente “Manuel” audazmente cruza la casa rodante en el camino; la combatiente “Amalia” con una ráfaga de sub-ametralladora neutraliza al primer vehículo de la escolta; el combatiente “Estéban” bate con el fuego de su fusil a uno de los motociclistas escoltas, alcanzando a escapar uno que huye en dirección a “Las Vizcachas”.

 

La unidad 502 abre fuego desde posiciones de flanco: el combatiente “Arturo” impacta el segundo auto escolta con su cohete; el lanzacohetes destinado al tercer auto tiene una falla en el disparador, mientras el cohete destinado al auto del tirano impacta en un vidrio trasero, sin llegar a detonarse. Los otros combatientes apoyan estas acciones con el fuego de sus fusiles y sub-ametralladoras.

 

La unidad 503 cierra por detrás, abriendo fuego de fusiles y lanzacohetes. Se destaca el combatiente “Rafael”, quien destruye de un cohetazo el último auto escolta, así como el combatiente “Samuel”, quien lanza una ráfaga de advertencia a una patrullera de carabineros, ubicada casualmente en el entronque del camino a Pirque. Los dos carabineros se esconden de inmediato para no salir hasta después de finalizada la operación.

 

18:33 – 18:39 hrs.
Las tres unidades abren fuego graneado de sub-ametralladoras y fusiles contra los escoltas que huyen despavoridos, desbarrancándose algunos mientras otros se ocultan bajo los vehículos. Estos últimos son abatidos con el lanzamiento de granadas.

 

El capitán Mac Lean, Jefe de la Escolta, se esconde bajo uno de los vehículos, presa del pánico, donde es alcanzado en una pierna por la explosión de una granada. Al verse sin la dirección del cobarde jefe de escolta, el resto de sus hombres, saltan barranco abajo, mientras otros imitan a su jefe escondiéndose, sin prestar resistencia alguna.

 

El tirano permanece oculto bajo el blindaje de su auto, salvándose gracias a la falla de dos cohetes destinados a sus vehículos. Sin importarle la suerte de los miembros de su escolta, huye despavorido, seguido del tercer auto escolta, en dirección a su guarida de “El Melocotón”. Las unidades a pesar de no contar con más cohetes ni granadas, continúan abriendo fuego, tirando hasta el último cartucho sobre el vehículo del tirano que maniobra retrocediendo. Se destaca el Jefe de la Unidad 503 quien personalmente descarga un cargador completo de sub-ametralladora sobre el auto del tirano.

 

18:40 hrs.
Después de la huída del tirano, quien deja a sus escoltas abandonados a una muerte segura, el Jefe de la Operación decide perdonar la vida a los heridos y da la señal para la retirada.

 

El vehículo de la unidad 503, que se encontraba operando por detrás, avanza atravesando el lugar de la emboscada, sorteando a los vehículos destruidos y escoltas heridos, para unirse a los otros dos vehículos de retirada ocupados por las unidades 501 y 502.

 

18:41 hrs.
Se inicia la retirada en tres vehículos, empleando balizas y sirenas previamente instaladas, para burlar el dispositivo de seguridad del enemigo.

 

18:41 – 18:45 hrs.
Nuestros vehículos llegan hasta el retén “Las Vizcachas” donde son saludados por carabineros apostados a lo largo del camino, quienes despejan la vía para abrirnos paso entre los vehículos que regresaban a esa hora del Cajón del Maipo. En el propio retén, carabineros levantan la barrera de contensión, siendo burlados por las apariencias.

 

18:45 – 18:50 hrs.
Nuestras unidades toman el camino de “La Florida”, cruzándose con numerosos autos de la CNI y patrulleras que ya se dirigían al lugar de la emboscada.

 

A la altura del paradero 25 los combatientes comienzan a bajar de los autos, en grupos, para ser evacuados en nuevos vehículos, trasladándose a Santiago.

 

19:00 hrs.
Culmina la retirada.

 

19:30 hrs.
Jefe de la Operación entrega parte oral a la Dirección Nacional FPMR.

 

Si bien el tirano no fue ajusticiado, se demostró su vulnerabilidad, su cobardía y que más temprano que tarde recibirá su merecido castigo.

 

Dice ser un soldado chileno, pero sólo es capaz de empuñar las armas para masacrar al pueblo indefenso, no para combatir al frente de su escolta, como lo hubiera hecho un verdadero soldado.

 

No sólo es traidor a su Patria, sino que también a sus guardianes y lacayos.

 

Deseamos que se haga llegar nuestro saludo rodriguista a aquellos oficiales y sub-oficiales que participaron directamente en nuestra instrucción, así como destacar la participación de cinco combatientes salidos directamente del servicio activo en el Ejército, para participar en esta operación, y quienes aportaron con sus conocimientos y experiencia para su desarrollo exitoso.

 

Las tres unidades participantes en la operación, compuestas por 15 hombres y 10 mujeres, verdaderos soldados del pueblo, combatientes del FMPR, saludan a su Dirección Nacional y manifiestan su disposición a cumplir cualquier misión en aras de la libertad de Chile.

 

¡¡ AUN TENEMOS PATRIA, CIUDADANOS !!

 

JEFE OPERACION “PATRIA NUEVA”
COMANDANTE BERNARDO
“COMANDO 4 DE SEPTIEMBRE”

lea y descargue el libro Operación Siglo XX haciendo click sobre la imagen

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *