Notas Sobre La Historia Del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) Parte III

Tercera parte del documento Notas sobre la Historia del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru MRTA

V
LA FASE GUERRILLERA
(1985)

Y el 30 de marzo en un operativo simultáneo de arrojo y audacia se recuperan armamento y municiones. En la armería MULTIPRODUCTS ubicada en plena galería Boza en el corazón de Lima –cuya puerta principal corresponde a la transitadísima cuadra 8 del Jr. de La Unión–, el comando Pedro Pablo Atusparia copó la armería contando con el apoyo de la escuadra Luís de la Puente Uceda que se distribuyó a lo largo de la galería.

En la armería del Centro comercial de Chacarilla del Estanque, la escuadra Micaela Bastidas recuperó también una importante cantidad de armamento.

Aparte de estas acciones se realizan innumerables operativos de corte miliciano como volar en una sola noche 12 locales de Electrolima y Sedapal, tomas de radios, mercados, colegios, mítines relámpagos, izamientos de banderas, colocación de panfleteras, etc.

Se realizan también los primeros repartos. Se capturan camiones con pollos, leche, carne, etc., llegando a muchos pueblos jóvenes.

Es en este año que se integra a la organización el MIR-THUMALPU de Lambayeque, dirigida por el inolvidable c. Miguel Córdova Córdova, caído en los Molinos.

En mayo se publica un manifiesto con el título SIN JUSTICIA NO HABRA PAZ y se toman varias radios para transmitir su contenido, se volantea en colegios, pueblos jóvenes, mercados, plazas, etc. siempre con presencia armada.

En junio se hace un balance de la campaña “Contra el hambre y las alzas organicemos los repartos populares” y se dice que ha sido positivo. En 15 días los comandos del MRTA capturaron 13 camiones de empresas distribuidoras de alimentos… y han sido repartidos en Comas, San Martín de Porras, Independencia, etc. etc.

El 14 de junio un comando copa las instalaciones de la imprenta SAGSA, y se imprimen 10,000 afiches alusivos a los repartos.

Por aniversario del inicio de las guerrillas en el 65 se coordinan también varias acciones: en Chiclayo se toma la radio “Imperio” y se transmite una proclama por las guerrillas del 65. En Junín embanderamiento de los pueblos San Jerónimo, Pucará, Jauja y en el centro de Huancayo; asimismo voladura del local del Instituto Cultural Peruano-Norteamericano, en homenaje a las guerrillas del 65. En Chimbote, ataque al puesto GC del pueblo joven Alto Perú, voladura de la oficina del Ministerio de Trabajo, volanteos y cuelgue de banderas todo por el 9 de junio. En Lima embanderamiento del centro en conmemoración de las guerrillas del 65.

Otro hecho importante que mide los avances acelerados del MRTA es la aparición de la radio 4 de Noviembre, “La Voz de la Insurgencia y la Liberación”. Su primera edición fue lanzada el 16 de junio interfiriendo de manera nítida el audio de canal 5. A partir de ese momento estará presente en todos los acontecimientos políticos importantes.

El gobierno de Acción Popular perdedor abrumador de las elecciones está por retirarse. La dirección del MRTA decide “despedirlo” de manera calurosa, en grande. El MRTA se ha extendido en Lima y tiene presencia operativa en provincias. La fase de la propaganda armada se había cumplido exitosamente y pasamos a transitar la fase del hostigamiento con características más propiamente guerrilleras.

El 12 de julio las escuadras “Micaela Bastidas” y “Luís de la Puente Uceda” así como los comandos Atusparia, Leoncio Prado, Juan Pablo Chang, Che Guevara y Jorge Talledo, atacaron de manera sincronizada con fuego de fusilería, sub-ametralladoras y granadas, 7 comisarías, caracterizadas por su saña represiva, las mismas que se encuentran ubicadas en: Yerbateros, Villa El Salvador, Villa María , Unidad Vecinal de Mirones, El Naranjal, Carabayllo y en la urbanización “Universal” de El Agustino.
Pero el 25 de julio se realizó uno de los operativos político-militares que sorprendió y humilló al enemigo. Un coche-bomba con 50 kg. de explosivos estalló en el mismo Ministerio del Interior.

Esa mañana un comando logró burlar la seguridad y colocó el auto en la explanada del Ministerio que luego fue accionado mediante telecomando. Fue un golpe directo en la madriguera del enemigo.

Hubo otras acciones incluso de importancia como la recuperación de armas en ARMISA. Y el 24 de julio un comando tomó el Museo Histórico de Huaura (ubicado al costado de la comisaría) y recuperó una réplica en plata de la espada de San Martín, la bandera original con la cual proclamara la independencia, la Condecoración de la Orden del Sol y el original de la Proclama de San Martín a los Peruanos.

LA SUSPENSION DE
ACCIONES POLITICO?MILITARES
CONTRA
EL NUEVO GOBIERNO
APRISTA

En un año se logró un desarrollo acelerado. La organización pasó a la diferenciación de las estructuras orgánicas; es decir en la medida que se incrementó la organización de manera considerable y adquirió experiencia político-militar, se establecieron los roles y funcionamientos diferenciados de los comandos, milicias, y autodefensa de masas. En el plano estrictamente político el MRTA había logrado un lugar en la situación política. Habíamos abierto con las armas, con nuestra propuesta y con nuestros métodos de acción política, un espacio propio.

Al interior de la organización se vivía también una fase diferente en su construcción, en base a nuestro propio esfuerzo se trata de profesionalizar al MRTA, entendido en el sentido de superar la improvisación y el aspecto artesanal del trabajo, en la perspectiva que los combatientes tengan mayor manejo y dominio en las artes militares. No sólo aumentan las escuelas político-militares, sino que algunas se especializan.

Pero lo que también contribuyó decididamente a potenciar al MRTA fue la orden de acuertelamiento, es decir los combatientes de comando pasaban a vivir en casas operativas. Se trataba de homogenizarlos política y militarmente. Así la organización consiguió mayor fluidez y contundencia político-militar.

Por estos años el proyecto MRTA (84 y 85) integra a los miembros del MIR El Rebelde, del MIR Juventud-Rebelde, del MIR-Yahuarina, MIR-Coordinadora 23 de Octubre, cc. provenientes de la experiencia de Cromotex, y muchos de la izquierda que al fin encontraban una organización que a diferencia de otras que sólo hablaban o pontificaban sobre la violencia revolucionaria, el MRTA la ejercía de manera radicalmente diferente a SL, tratando, además, de restituirle su contenido guerrillero.

A nivel de aparatos existían rigurosamente compartimentados y trabajando con eficiencia: prensa con sus equipos de redacción e impresiones; documentación y radio.

En masas se había crecido en sectores populares de Lima y este movimiento se extendía hacia provincias.

De acuerdo a la concepción del MRTA de aprovechar todos los espacios para combatir al enemigo, aunque fuesen pequeños, la dirección consideró que los medios de comunicación eran un vehículo por demás idóneo tanto para la propaganda como para el deslinde ideológico. Era un terreno que ofrecía un, espacio vasto para la lucha.

En esas circunstancias es que el MRTA gana en influencia política en el diario Marka que se debatía en problemas intestinos. Se logra que no solamente siguiera expresando las luchas del movimiento popular sino que extendiera su abanico político desde los sectores progresistas del APRA hasta el MRTA. Que actuara también como nexo o puente con las organizaciones de IU. Que su lenguaje fuera amplio, que abandonara el clisé del panfleto y que actuara de fiscalizador del poder y que denunciara con energía todo atropello a los derechos humanos.

En estas condiciones llegamos a un Perú que en esos momentos pasaba por una nueva situación. Estructuralmente nada había cambiado pero anímicamente el pueblo había depositado sus esperanzas en el APRA y en IU que eran las fuerzas mayoritarias en el Parlamento. Como MRTA habíamos acumulado política y militarmente pero no éramos aún una presencia decisiva. Pero ese capital político conseguido durante los años de acción político-militar había que incrementarlo. Por la situación creada entre las masas debido a las recientes elecciones se trataba de realizar una acción novedosa, no de acción militar espectacular sino un gesto que impactara, un movimiento o una propuesta audaz -aparentemente contra la corriente- que afirmara al MRTA en otro plano de la conciencia popular.

Así es como surge el planteamiento de “la suspensión de acciones político-militares contra el gobierno aprista”. Por cierto que en la dirección nadie abrigaba ni la más remota esperanza en que la cúpula del APRA realizara un gobierno que favoreciera al pueblo con sus medidas.

El 16 de agosto la dirección del MRTA convoca a una conferencia de prensa clandestina con la participación de agencias internacionales, diarios y TV. Pero esa misma mañana mientras se desarrolla la entrevista, combatientes del MRTA toman más de una docena de radios de manera simultánea propalando la declaración política que sería el principal motivo de la conferencia. La dirección del MRTA propuso, de acuerdo a esta declaración lo siguiente:

“…………….
1. El Dr. Alan García llegó al gobierno en estas elecciones producto de una mayoritaria votación. Respetuosos de esa mayoría el MRTA no realizará acciones militares contra el APRA y el nuevo gobierno mientras éste no ataque al pueblo.
2. El MRTA mantiene su independencia político-militar y tal como lo ha venido haciendo, no dejará de participar activamente en la defensa del nivel de vida de las masas y sus reivindicaciones políticas.
3. El pueblo votó por el cambio y no por el continuismo. Es decir por el no pago a la deuda externa, por la congelación del precio de la gasolina y artículos de primera necesidad, por el aumento significativo de sueldos y salarios; por la resolución, en definitiva de sus necesidades de alimentación, trabajo, salud, educación, cultura y vivienda. No votó por más prerrogativas a los empresarios y menos aún por el mantenimiento de la insultante presencia de las empresas imperialistas saqueando nuestras riquezas y reservas. El MRTA combatirá toda política entreguista que no tienda a atacar este problema fundamental raíz de nuestros males.
4. El MRTA continuará combatiendo a las empresas imperialistas, a los que se enriquecen con el hambre del pueblo, a las fuerzas represivas cuando ataquen a las manifestaciones de protesta popular. Haremos frente a toda acción que vaya contra los intereses y aspiraciones de la masa trabajadora. Seremos intransigentes contra los explotadores y asesinos del pueblo, pues mientras no haya justicia no podrá haber paz”.

Con esta conferencia y las repercusiones de la propuesta el MRTA consolidó su espacio. No aparecía como un grupo irracional, estrategista, militarista. Manifestaba, sin capitular y sin conciliar un aspecto hasta ese momento inédito en el país, que una organización armada tomara la iniciativa en el plano político con una actitud dialogante, de madurez y comprensión política.

Esta declaración sorprendió a la izquierda más acostumbrada a posiciones maximalistas. Pero hacía rato que habíamos aprendido que nuestra forma de hacer política no dependía de lo que pensaran o dijeran SL u otras organizaciones. Lo importante era que estábamos haciendo política confrontados con la práctica y no de espectadores o simples comentaristas.

En la medida que se han suspendido las acciones militares la Dirección consideró que al APRA había que enfrentarlo en un primer momento en el terreno básicamente político para desenmascararlo y definirlo ante el pueblo.

Potenciar instrumentos como el movimiento de masas trabajado por el MRTA que a pesar de su rápido crecimiento era aún incipiente para tareas de esta envergadura. La prensa era otro factor que podía utilizarse en esta contienda en la medida que nuestra influencia fue asentándose.

Sectores progresistas y centros de investigación publicaron en julio en casi todos los diarios un comunicado que alertaba sobre las violaciones de los derechos humanos por parte de las FF.AA. y FF.PP..

Veíamos con atención que estas personalidades se reunían con la finalidad de convertirse en una especie de conciencia moral, de tribunal que ejerciera una crítica permanente contra las atrocidades que las fuerzas represivas cometían contra el pueblo, amparados por el régimen aprista.

ROMPIENDO EL
AUTOAISLAMIENTO

La decisión de no operar permite desarrollar algunos aspectos importantes. El primero de todos, retomar la discusión y los preparativos para el establecimiento de la guerrilla rural y la correspondiente zona estratégica.

Acelerar la formación político-militar de los combatientes incrementando las escuelas. Asimismo, abriéndose hacia la izquierda, hacia sus organizaciones, pues todo nuestro trabajo de acumulación de fuerzas internas se hizo en la más cerrada clandestinidad. Otros compañeros viajaron al exterior para reabrir viejas relaciones con partidos hermanos. Un compañero del CEN se traslada hasta las montañas de Colombia donde estaba operando el M-19 y se establecen algunos acuerdos que permitirán después que combatientes nuestros participen en el Batallón América.

Una mañana SL ametralló en San Juan de Miraflores a personal subalterno de la marina que esperaban el ómnibus para el traslado a sus trabajos y mató a tres técnicos. Dircote para mostrar ante la opinión pública su “eficiencia” no vaciló en fraguar culpables y mentirosamente publicó que uno de los atacantes era Néstor Cerpa, ex Secretario General del Sindicato obrero de CROMOTEX militante en nuestras filas.

Dircote nos dio no sólo la oportunidad de demostrar ante el país la falsedad de sus investigaciones y dejarlos así en el mayor ridículo, sino también el mantener a la organización haciendo política.

Por eso el 27 de agosto en un gesto inusual el c. Cerpa se presentó uniformado pero sin capucha, desbaratando las mentiras de Dircote, afirmando su pertenencia al MRTA y deslindando políticamente con el PCP-SL.

Alan García anuncia al país que sólo amortizará un 10% para el pago de la deuda externa y se afirma en una posición antimperialista y de crítica a los organismos financieros internacionales. Pero en el orden interno ninguna de sus medidas apuntan al cambio. La “guerra sucia” continúa implacable, se descubren fosas comunes en Pucayacu. Un sub-teniente ordena una horrible matanza en Accomarca. García está por viajar a los EE.UU., tiene que hablar en la ONU, así que para preservar su imagen renuncia al marino que era el jefe del Comando Conjunto y remueve a dos generales de sus puestos.

La opinión pública no se reponía de la repudiable masacre en Accomarca cuando indignada asiste a una feroz represión de la policía contra familias que habían tomado tierras en el ex fundo Garagay. El 3 de julio son desalojados con violencia extremada 30,000 pobladores. Fueron perdigoneados, gaseados, atropellados por la caballería, sableados y baleados. Pero el ensañamiento policial se extendió a la destrucción de sus rústicas viviendas de esteras y sus enseres fueron exprofesamente incendiados. Cinco muertos por heridas de bala y numerosos heridos fue el saldo de la brutal agresión.

Y a los días nuevamente el horror. En la cárcel San Pedro más conocida como Lurigancho, la GR asesina a más de 30 internos de SL. El comunicado oficial es que murieron 28 completamente achicharrados imposibles de identificar y seis por heridas de bala.

Se siguen descubriendo tumbas clandestinas en Umaro, Bellavista. Aparece el fantasma de la escasez, el pollo y el pescado desaparecen de los mercados. Recesión en la industria y enfrentamiento con los sindicatos. Las financieras internacionales declaran “valor deteriorado” a la deuda externa de Perú.

El 4 de noviembre una escuadra toma el diario EL NACIONAL a las 12:30 am. y permanecen aproximadamente 30 minutos. Se les alcanzó a los periodistas un enjuiciamiento del MRTA a tres meses del gobierno aprista.

La noche del 5 de noviembre un comando atacó la comisaría de Playa Rimac, cuyo personal actuó directamente en el desalojo de las humildes familias del ex fundo Garagay. El ataque se efectuó con explosivos y fuego de fusileria y sub-ametralladoras.

El miércoles 6 un comando procedió a volar las instalaciones del Casino de Oficiales de la GR como escarmiento contra los maltratos y asesinatos cometidos contra los presos políticos confinados en Lurigancho.

Frente a la agresión y prepotencia imperialista de declarar “valor deteriorado” la deuda externa peruana dos comandos del MRTA atacaron la embajada norteamericana con cargas explosivas y fuego de fusiles y sub-ametralladoras.

Igualmente, el martes 5 por este motivo se colocó un coche-bomba que destruyó las instalaciones del City Bank principal acreedor del Perú. Se volaron también con explosivos las oficinas de TEXACO.

Ante la masacre que sufriera el M-19 en su incursión al Palacio de Justicia de Colombia, el MRTA en solidaridad bolivariana y tupacamarista, atacó simultáneamente la embajada de Colombia donde un policía que se enfrentó perdió la vida y el local de AVIANCA.

Celebrando el aniversario del levantamiento de Túpac Amaru y de Micaela Bastidas, se realizaron durante todo el mes de noviembre innumerables acciones de propaganda armada en Lima, Cusco, Huancayo, Chiclayo, Chimbote, etc.

En diciembre el desabastecimiento en los mercados se ha ahondado. El control de los precios estalló y subieron muy por encima de los oficiales. Los grandes consorcios de la alimentación, los especuladores, mayoristas e intermediarios se han adueñado de la situación.

Recogiendo el sentir de amplias mayorías el MRTA plantea un PLAN DE LUCHA CONTRA EL HAMBRE y llama al pueblo en general a luchar contra los monopolios explotadores y a apoyar las acciones de reparto y otras que el MRTA realice.

Se diseña la campaña político-militar “Navidad para todos” y se acompaña con la plataforma “Lucha contra el hambre”. Entre el 17 y 21 de diciembre se capturan 9 camiones con aceite, productos lácteos, arroz, fideos, pollos, panetones y se distribuyen en diferentes PP.JJ. El 23 a las 19 hrs. el MRTA realizó un audaz reparto en SCALA GIGANTE de la Av. Alfonso Ugarte, ubicada al lado del partido de gobierno y a una cuadra de la Prefectura de Lima y otras instituciones represivas.

Ocurridos los trágicos sucesos del Palacio de Justicia en Colombia donde las FF.AA. asesinaron a más de 100 personas entre guerrilleros del M-19 y magistrados, el MRTA tomó la determinación de enviar a suelo colombiano un pelotón de tupacamaristas a combatir junto al M-19. Los compañeros empezaron a viajar desde finales del 85.

III COMITE CENTRAL
1986

En enero se toman cinco radioemisoras planteándole al gobierno el “Plan de Lucha contra el hambre”. Y en ese mes se procede a castigar a varios restaurantes de lujo.

Después a los supermercados y tiendas de los potentados: También ese mes se golpeó a los centros de diversión exclusivos para millonarios.

Entre el 9 y 14 de febrero de 1986 se realiza el III Comité Central con el lema: ¡SIN JUSTICIA NI LIBERTAD LA REBELION AVANZARA! Justamente en esos días Alan García no sólo decretó el Estado de Emergencia en 19 provincias del interior, sino que estableció el toque de queda en Lima y Callao. El documento emitido de esta reunión señala en alguno de sus puntos:

“…………
4. El MRTA considera que el gobierno no está cumpliendo con la realización de aquellas banderas de cambio por las cuales el pueblo votó masivamente el 14 de abril del año pasado más bien lo que se observa es un deslizamiento del gobierno por una pendiente atravesada por múltiples concesiones al imperialismo, a las clases dominantes nativas y a las FF.AA …..

5. El MRTA continuará combatiendo al imperialismo, enemigo principal de nuestro pueblo, y a quienes lo sirven incondicionalmente en nuestro país, los explotadores y los asesinos. De igual manera nuestra organización se mantiene firme en la defensa de los intereses reivindicativos y políticos del pueblo peruano, en el desarrollo de las diversas formas de lucha y la perspectiva de abrir en nuestra patria un auténtico proceso de democracia revolucionaria, popular y antimperialista.”

Este evento en el análisis y evaluación de su política aplicada desde el anterior Comité Central consideró que la propuesta del voto viciado fue un error. Debió haber sido votar por la oposición.

Igualmente una autocrítica en la necesidad de poner el acento en la formación política, pues muchos compañeros sin experiencia o escasa formación asumían responsabilidades que no estaban en capacidad de desempeñar. Se atravesó por una suerte de pragmatismo.

La política de Alan García se hace más nítida. Continúa con su demagogia y explosiones verbales de carácter populista, pero son los hechos los que cuentan. Firma un contrato con la OXY que le ofrece más ventajas y granjerías que la ley anterior, la Ley Kuczynsky. La congelación de precios de los productos de la canasta familiar no funciona, se disparan. El pueblo empieza a movilizarse. El APRA agrede a los trabajadores.

Se planificaron diversas acciones contra objetivos imperialistas: el 3 de abril cuando un comando se dirigía en cumplimiento de una misión antimperialista, fue interceptado por una patrulla del Escuadrón de Emergencia produciéndose un tiroteo y en la retirada es detenido vivo Justo Candia Riveros, ex compañero del PCP-U y que estuvo incluso en la escuela de militantes del PCUS, fue asesinado delante de vecinos y transeúntes.

Pero el 21 se realiza quizá una de las acciones más contundentes en repudio al gobierno de Ronald Reagan. Los yanquis bombardearon la casa del Coronel Khaddafi en Libia y mataron a su pequeña hija, una niña de pocos años. La respuesta del MRTA fue fulminante. A las 5:00 am. cuando concluía el toque de queda ya el coche estaba explotando en la residencia del embajador yanqui. La potencia del explosivo de 60 kg. de dinamita destruyó gran parte de la pared perimetral. El operativo fue tan rápido que de nada sirvieron la persecución de los diez policías distribuidos en parejas de a dos armados de sub-ametralladoras y chalecos anti balas aparte del revólver de reglamento y equipos de radios custodiando la vivienda.

En este mes se atacan la 30º y 49º comisarías de la GC ubicadas en el mercado mayorista. Fue en represalia por la captura, tortura y asesinato de un cargador.

Asimismo se vuelan con cargas explosivas 12 agencias de empresas yanquis. Se quemó igualmente la vivienda de una jueza desalmada que ordenó el desalojo del modesto colegio Simón Bolívar ubicado en San Martín de Porres.

Igualmente en Chiclayo, Huancayo, hay tomas de radio, ataques a comisarías. La Radio 4 de Noviembre sigue emitiendo.

Nuestra influencia mediante amigos y simpatizantes se amplía en los medios de comunicación como en el caso de una revista que aparece en abril sustituyendo la experiencia del Diario que fue liquidada porque restringió su espacio debido a su enfoque sectario de la situación política que originó su falta de credibilidad. Para esos momentos se requería de un medio que actuara con amplitud y seriedad.

Una ola de huelgas sacuden al gobierno y el APRA recurre a la represión pero también mediante el chantaje moviliza al PAIT contra las medidas sindicales buscando el enfrentamiento. El SUTEP, médicos y la población cuzqueña están en pie de lucha.

El 3 de mayo apenas terminó el toque de queda a las 5:00 am. un comando atacó la PIP de Pueblo Libre con fuego de fusilería y explosivos. Los represores habían torturado bárbaramente y asesinado a un ciudadano.

Cuando el 23 de mayo Alan García celebraba su cumpleaños se tomaron seis radios para denunciar el carácter represivo de su gobierno y en solidaridad con las luchas populares.

En el mes de junio como homenaje al inicio de la lucha armada en 1965 por la guerrilla del centro (Túpac Amaru), se trazaron dos operativos de envergadura para Lima.

El mismo 9 a las 8:40 am. por primera vez en Lima un pelotón compuesto por las escuadras “Guillermo Lobatón”, “Justo Candia” y “Jorge Talledo”, ocuparon la plaza principal de Villa María del Perpetuo Socorro ubicado en la margen izquierda del río Rímac y distribuyeron entre la población alimentos de los camiones Copsa y Plusa que fueron capturados a las 7:00 am. y conducidos a este lugar.

Se realizó un mitin y formación militar con izamiento de banderas en homenaje a los combatientes del 65. Fue también una respuesta y desafío al Estado de Emergencia y al toque de queda.

El otro operativo importante fue la incursión comando contra el Casino de Policía en el mismo centro de Lima en momentos en que se realizaba una ceremonia de reconocimiento de la nueva junta directiva del casino. El comando logró incendiar un ambiente del local. Un alférez y otros policías salieron a repeler a los compañeros generalizándose un tiroteo al interior siendo abatido el alférez y quedando varios policías heridos. Se creó una tremenda confusión. La policía pensaba que los compañeros seguían dentro y rodearon toda la cuadra con cientos de policías armados que disparaban. El comando logró retirarse lanzando una granada. Esta acción tuvo una gran repercusión.

El mismo 9 se atacó en Huancayo la comisaría de San Agustín de Cajas. En Chiclayo el puesto forestal de la GC en Mochumí haciendo bajas. En Arequipa se tomó radio Concordia y se hicieron estallar explosivos en las instalaciones de Leche Gloria y en el Instituto Peruano Norteamericano. En Cusco se interfirió el audio de Panamericana con la radio 4 de Noviembre y en Tocache se atacó con cargas explosivas el local de la municipalidad.

Ante el alza decretada por el gobierno en las tarifas de agua y luz el MRTA atacó con explosivos en una sola noche -el 14- más de una veintena de agencias de Electrolima y Sedapal.

El 18 de junio cuando estaba por realizarse un Congreso de la Internacional Socialista en Lima y que congregaría a importantes líderes mundiales de la socialdemocracia con la presencia de la prensa internacional, los senderistas presos en El Frontón, Lurigancho y Santa Bárbara se amotinaron tomando rehenes. La respuesta del gobierno, de Alan García, fue mancharse las manos de sangre con una de las matanzas más indescriptibles que se recuerde. Aproximadamente 250 senderistas luego de haberse rendido fueron ejecutados a mansalva.

Ante este hecho cuatro comandos del MRTA tomaron cuatro agencias: Ansa, France Press, Reuter y Dpa, para trasmitir al mundo el contenido de un comunicado donde se denunciaban la verdad de los infaustos acontecimientos. Estos documentos tenían el título: “ANTE LA BARBARIE Y LA DEMAGOGIA FRENTE POR LA DEMOCRACIA, LA JUSTICIA Y LA PAZ”.

El 21 de junio a las 6:20 am. hizo explotar un coche-bomba contra las instalaciones de la transnacional petrolera OXY destrozando sus instalaciones.

El 22 a las 6:15 pm. se incendió un ambiente del exclusivo restaurante La Rosa Náutica, y se atacó con explosivos la embajada hondureña.

Aproximadamente a mediados de año se retoman las relaciones con los compañeros del MIR-VR que realizaban acciones a través de los Comandos Revolucionarios del Pueblo, y se reinician las conversaciones unitarias.

El 6 de julio dos combatientes del comando “Búfalo Barreto” que acondicionaban un coche-bomba para hacerlo estallar en el Comando Conjunto en homenaje a los mártires caídos en el levantamiento de Trujillo el 7 de julio de 1932, murieron a consecuencia del estallido repentino del auto. Perdieron la vida PEDRO FRANCO OCHOA y MARIO CHAVEZ ALVARADO, destacados combatientes de nuestra fuerza militar urbana.

El 30 de julio en Huancayo una escuadra tomó la comunidad de Hualaoyo y dialogaron con 300 comuneros sobre los problemas de la zona y los objetivos de la guerrilla.

SEGUNDA
CONFERENCIA
CLANDESTINA 1986

A un año de gobierno aprista toda la palabrería sintetizada en su lema de realizar una administración “nacionalista, democrática y popular” fue derrumbándose. Con respecto a su trato con el imperialismo a pesar de su verborrea beligerante y provocadora, se comprobó que cuando pudo hacerlo pagó a las financieras internacionales casi el 35% de nuestras exportaciones y no el 10% como demagógicamente afirmaba. El contrato con la OXY que resultó más entreguista que la ley 23231 del régimen anterior y que le permite a la transnacional monopolizar más del 60% de nuestra producción petrolera.

El desabastecimiento, la especulación y la importación desmedida de alimentos que incrementaban las arcas de algunos monopolios alimentarios y que enriquecían a ministros y funcionarios apristas postergando y deprimiendo sensiblemente al agro.

Desde un comienzo trató de arrinconar al movimiento sindical. Usó primero su absurda tesis de la “pirámide social” no sólo para discriminar sino para dividir y enfrentar al movimiento laboral, y utilizó al clientelismo político a través del PAIT y prácticamente anuló la estabilidad laboral con el Programa de Emergencia en el sector privado.

El programa heterodoxo le permitió bajar la inflación y tener un crecimiento anual de 8%, el más alto de América Latina. Pero como denunciaron en su momento economistas y se comprobó después, fue un desarrollo artificial. En la aplicación de ese modelo es que se incubarán los desastres posteriores.

En el terreno de los derechos humanos donde ofreció abrir un proceso de pacificación, diálogo y amnistía, no fueron más que promesas electorales; la “Comisión de Paz” renunció y García nunca tomó en cuenta ninguna de sus recomendaciones. Pero lo más grave fue el exterminio cobarde de senderistas rendidos en los penales. Alan García extendió el Estado de Emergencia a casi la mitad del país e impuso el toque de queda en Lima y Callao.

La Dirección del MRTA en un documento realiza un balance de un año de gobierno aprista y finaliza con lo siguiente:

1. “Convocar a los trabajadores de la ciudad y el campo, a las organizaciones gremiales, a los revolucionarios, demócratas, patriotas, a los sectores populares del APRA, de IU, de la Iglesia, de las Fuerzas Armadas, a las organizaciones alzadas en armas a combatir desde todas las trincheras de lucha al imperialismo, al gobierno autoritario, represivo y antipopular de Alan García y su política “monomista” APRA-FF.AA.
2. Llamar a la conformación de un gran FRENTE POR LA DEMOCRACIA, LA JUSTICIA Y LA PAZ, cuyo objetivo fundamental sea combatir a los verdaderos enemigos del pueblo, al imperialismo, la política autoritaria, represiva y antipopular del gobierno, la militarización y defender las conquistas populares, las libertades públicas, las aspiraciones históricas del pueblo peruano, en la perspectiva de un auténtico proceso de revolución popular antimperialista”

El 7 de agosto con diversos órganos periodísticos la dirección del MRTA ofrece una nueva conferencia clandestina para comunicar que en vista de la política aprista netamente antipopular, el MRTA dejaba sin efecto la suspensión de actividades político-militares contra el APRA que un año atrás adoptara.

Una de las preguntas fue:

“En qué queda la tregua que habían Uds. formulado justamente hace un año con respecto al gobierno aprista?

En aquella oportunidad entendíamos que las masas habían votado en las calles, en los paros, en las movilizaciones, en las luchas y también en las urnas, por el cambio; habían votado por un gobierno que levantaba las banderas nacionalistas, democráticas y populares. Entonces nosotros propusimos una suspensión unilateral de las acciones. Entendíamos que esta suspensión se ajustaba a crear las condiciones necesarias para realizar el cambio. Sin embargo, habiendo transcurrido un año de gobierno de Alan García, consideramos que este mandato de la nación ha sido defraudado, ha sido traicionado por este gobierno. Las banderas y las propuestas por las que el pueblo votó han sido defraudadas. Nosotros hemos sido escrupulosos en respetar esta tregua unilateral: es decir, nosotros no hemos realizado ningún acto, ninguna acción militar contra el gobierno ni contra el partido aprista. Las acciones militares han sido dirigidas fundamentalmente al imperialismo norteamericano y a las fuerzas represivas cuando estas han agredido los intereses populares. Asimismo el MRTA ha castigado a las empresas que se han aprovechado del hambre del pueblo; pero en ningún momento hemos atacado ninguna institución del gobierno. Nosotros consideramos que transcurrido un año de gobierno, este cambio no se ha producido, por lo tanto el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, a partir de hoy considera al gobierno del señor Alan García, un enemigo del pueblo.

¿Eso significa que se ha levantado la tregua a partir de hoy?

No podemos hablar en términos de tregua, porque no ha habido ninguna tregua, sino una suspensión unilateral por parte nuestra; ellos han seguido masacrando, torturando, persiguiendo a los compañeros de nuestro movimiento; a pesar de esto, nosotros no hemos realizado ninguna acción contra el gobierno ni contra el partido aprista. Se puede hablar de tregua cuando existe un acuerdo de dos partes”

A la noche siguiente un comando atacó Palacio de Gobierno lanzando una granada tipo cohete contra el “balcón de la demagogia”. El artefacto fue disparado desde la Plaza de Armas no obstante el complejo dispositivo de seguridad montado por el enemigo.

La gestión de García en el plano laboral afecta también a los sectores medios. Sobre todo a los estatales que ven disminuidos sus ingresos y se movilizan contra el gobierno. Lo mismo ocurría con la federación bancaria. El MRTA en apoyo y solidaridad con estas medidas de lucha el 13 de agosto ataca con explosivos 15 locales estatales en varios distritos de Lima y Callao; y el 21 también con cargas explosivas 10 agencias bancarias.

El 6 y 7 de septiembre se realizó en Chiclayo el II Encuentro preparatorio de la Asamblea Nacional Popular. Se perfilaba en esos momentos una instancia de masas que fuera capaz de centralizar y coordinar al conjunto del movimiento popular organizado.

El gabinete aprista presidido por Alva Castro es interpelado por los horrendos sucesos de los penales. Fue una burla al país pues mediante “carpetazo” exculparon al gobierno aprista y a los mandos militares. Pero se comprobó que la militarización era parte inherente del gobierno, pues al Estado de Emergencia y al toque de queda, se intensificaron las operaciones rastrillo en las zonas marginales, y aparecieron los grupos para-militares promovidos desde el gobierno por el entonces viceministro del Interior, Agustín Mantilla, asesorados por militares israelíes.

Se suceden continuos atentados contra organizaciones populares. Grupos de choque aprista deambulan armados en Puno. Secuestran y acuchillan dejando mal herido a un diputado de IU. Utilizan a los trabajadores del PAIT contra las organizaciones populares. En Huancayo bandas armadas apristas dirigidas por un diputado asesinan a un dirigente universitario.

La inflación trepa hasta llegar al 70% y la inmoralidad y corrupción cubre las más altas esferas de la administración pública, como los contratos fraudulentos firmados con Petropacífico.

Durante este mes se realizan muchas acciones de tomas de radio, de mercados, ataques a comisarías como las de Chaclacayo. Embanderamiento con caza-bobos donde varios policías quedan heridos al tratar de desactivarlas y uno muere en Condevilla.

Se descubre la presencia de asesores israelíes y se les coloca una bomba en su residencia ubicada en un edificio de Miraflores quedando en evidencia su participación hasta ese momento secreta en la preparación de para-militares.

Asimismo se atacó el Casino de Miraflores en los precisos instantes en que le ofrecían una cena de despedida a los corruptos Humberto Carranza, ex funcionario de la Belco y a Carlos Licier ex presidente de Petroperú. Ambos habían sido obligados a renunciar a sus cargos al comprobárseles responsabilidad en el fraude de los contratos firmados con Petropacífico.

Se atacó también de manera sincronizada con explosivos y fuego de fusilería la embajada chilena en homenaje a los 13 años de lucha y resistencia del hermano pueblo chileno.

En represalia por el asesinato cometido por la GC contra un dirigente barrial se ametralló un patrullero hiriendo a sus ocupantes. En Chiclayo un comando hostigó con explosivos y disparos de FAL a la tercera Comandancia de la GC por sus continuos abusos contra la población.

El accionar persistente, continuo, infatigable de comandos y milicias provoca también caídas en manos del enemigo. Algunos son muertos en acción o simplemente asesinados al ser capturados; otros caerán heridos y los más apresados. Un contingente de tupacamaristas empieza a crecer en las cárceles.

CHICLAYO:
TUVIMOS QUE
ERRADICAR LA
INFECCION

Un grupo proveniente de Puckallacta dirigidos por los hermanos Cusquén se suma al núcleo que había iniciado su trabajo político-militar en Chiclayo. Demuestran peligrosas deformaciones que no se detectaron en un comienzo.

El MRTA está en un acelerado proceso de construcción y no es posible un seguimiento puntual por el responsable que en ese momento atendía varios frentes guerrilleros urbanos.

Los hermanos habían logrado someter a su gente mediante prácticas lumpenezcas y por el terror. Los amenazaban para que no dijeran nada con respecto a estas formas de proceder. Se les decía incluso que tomarían represalias contra sus familias. Es decir desarrollaban una experiencia completamente ajena a las tradiciones del MRTA.

Asimismo enfilaron sus críticas contra los compañeros que iniciaron el trabajo de construcción del MRTA en la zona. No lo decían de manera explícita pero no aceptaban el mando de Miguel Medina, conocido como Nacho, fundador del MRTA en Chiclayo.

Después de un operativo militar desapareció un combatiente, Luís Alfredo Samamé Zatta con el armamento, también fundador en la zona. Después desapareció Miguel Medina y otro compañero conocido como Willy encargado del trabajo de masas, sin tener ambos motivos aparentes para desertar.

Hasta que se supo la verdad. Ya se había entrado en sospechas y se formó una comisión que al mando de un compañero de dirección inicio secretamente la investigación. Pero toda la información se completa y aclara cuando un miembro de este grupo es requerido para que viaje a Lima para una tarea y este compañero al sentirse lejos de la insana presión de los hermanos, narra los hechos realmente escalofriantes, increíbles, en quienes se reclaman revolucionarios.

Los Cusquén secuestraron, torturaron y asesinaron a estos compañeros. Después enterraron sus cuerpos en terrenos alejados de la ciudad. No solamente querían el poder en la zona sino implantar una práctica cruel, perversa, enfermiza. Se comprobó también que sus maquiavélicas manipulaciones amenazaban a otras organizaciones de izquierda en Chiclayo.

Fueron capturados, sometidos a juicio y el tribunal constató que aparte de los tres compañeros habían asesinado a otras personas. Se les declaró culpables al encontrarse los despojos de los compañeros MIGUEL MEDINA, LUIS ALFREDO SAMAME ZATTA y el de WILLIAM PERRIGO. El tribunal revolucionario condenó a estos asesinos. Fueron fusilados.

Lo que llamó la atención fue que al ser ejecutados Sendero Luminoso a través de El Diario trató de confundir mintiendo sobre una supuesta tendencia proletaria al interior del MRTA y publicó algunos documentos apócrifos firmado con el seudónimo de uno de estos homicidas.

No se logró comprobar fehacientemente la relación entre SL con esta gente pero no dejó de sorprender que después, de manera encubierta, prácticamente reivindicaran a los tres hermanos.

Toda organización alzada en armas en algún momento de su trayectoria tiene que hacer frente a estos brotes aislados que son maniobras del enemigo o deformaciones en las personalidades de ciertos tipos que actúan de manera retorcida y que la revolución para estas personas enfermas no son más que el pretexto que les permite dar rienda suelta a sus instintos destructores, perversos. Estos casos por lo general más que en lo político encuentran su explicación en el terreno de la patología.

EL MRTA Y EL
BATALLON AMERICA

Después del asalto al Palacio de Justicia por las fuerzas armadas colombianas el M-19 sufrió uno de los golpes más fuertes en su vida guerrillera, el exterminio de casi un centenar de cuadros político-militares de experiencia y de importancia en su estructura orgánica.

El MRTA en solidaridad internacionalista envió, de manera clandestina, un contingente de compañeros fogueado en acciones, a combatir en Colombia. Empezaron a salir a fines de 1985.

El 8 de octubre de 1986 al cumplirse el 19 aniversario de la muerte del comandante Che Guevara, el MRTA informó al pueblo peruano de la presencia tupacamarista combatiendo en suelo colombiano. Que las escuadras de combate “Diego Cristóbal Túpac Amaru”, “Leoncio Prado” y “Juan Pablo Chang” se encontraban en las montañas del Cauca integrados al Batallón América, con el M-19 y Quintin Lame de Colombia y Alfaro Vive Carajo del Ecuador.

En febrero del 86 el Batallón América inició la campaña político-militar “Paso de Vencedores” participando exitosamente en diversidad de combates contra el ejército colombiano, donde sobresalen los enfrentamientos de Toribio, El Cauca, la toma de Morales, La Panamericana, río Pances, y el avance arrollador que los llevó hasta las puertas de Cali, segunda ciudad colombiana con más de dos millones de habitantes.

El MRTA inmerso también en un proceso de guerra revolucionaria comprendió el mensaje del Comandante Guevara cuando dice que no basta con expresar nuestro rechazo o indignación sino que hay que correr la misma suerte del agredido.

Quedó regada sangre peruana, sangre tupacamarista, en las cordilleras colombianas, Alberto León Joya (Beto) ya había destacado no solamente como combatiente, sino también como un cuadro con amplia capacidad para el análisis y la reflexión política. Murió en uno de los combates con las armas en la mano.

Jefferson Salomón Amoroti (Jaime) contagió la alegría de su juventud, su heroicidad, su mística; también quedaron su cuerpo y su sangre en las montañas colombianas en el enfrentamiento en Pances.

Los guerrilleros del MRTA después de cerca de año y medio de combate y pasar los mismos alborozos y dificultades que los colombianos alzados en armas y de prestar su más decidida participación en la guerra revolucionaria de este país hermano, retornaron al país en 1987 a ocupar nuevos puestos de lucha.

LA UNIDAD DEL MRTA Y DEL MIR (VR)

El MRTA y el MIR (VR) éramos fuerzas que operábamos en el mismo espacio y con afinidades ideológicas y políticas. Las direcciones de ambas organizaciones entendieron que lo revolucionario era unir nuestros recursos, experiencia y esfuerzos para potenciar este proyecto político militar afín a las dos agrupaciones.

En realidad desde inicios del 80 se establecieron contactos entre el MIR-Confluencia y el PSR-ML-MIR-EM en torno a tratativas unitarias sin concretar ni avanzar con seriedad. Después de un prolongado paréntesis se retoman las relaciones en 1985 pero sin continuidad hasta que recién a mediados del 86 es posible encaminar con decisión la unidad.

Cada organización realizó por separado su reunión de Comité Central con invitación de dirigentes de la otra fuerza política. Fueron los últimos. Se acordó concretar la unidad.

En consecuencia a comienzos de diciembre de 1986 se realiza el Primer Comité Central Unitario, y el 9 del mismo mes al cumplirse los 162 años de la batalla de Ayacucho, en que los patriotas derrotaron categóricamente a los españoles, se emitió una declaración unitaria que en sus partes finales dice:

“………………
Nuestro pasado de lucha nos ha conducido a la unidad… La historia y el futuro reclama la unidad. En nuestras bases y en nuestros dirigentes han primado la madurez y la lucidez estratégica para que la unidad se base en los principios, en el objetivo socialista y en la inevitabilidad de la lucha armada. Es así como invocando el ejemplo y asumiendo el legado de Túpac Amaru, padre de nuestra nacionalidad y nuestra rebeldía; de José Carlos Mariátegui, alumbrador de conciencias; Luís de la Puente Uceda constructor de la vía revolucionaria; y del Che Guevara Comandante de los desposeídos de nuestra América, hemos decidido lo siguiente:

UNIFICAR TOTALMENTE Y A PARTIR DE LA FECHA NUESTRAS DOS ORGANIZACIONES, PROCEDIENDO A INTEGRAR LOS MANDOS, COMBATIENTES, ESTRUCTURAS Y ARMAMENTO”.

En la táctica se resuelve impulsar un amplio frente por la Democracia, la Paz y la Justicia Social que enfrente la militarización, que plantee vías de solución políticas a la violencia, y que permita implementar la Plataforma de Lucha del Pueblo Peruano.

Se dice también que el terreno para la construcción de este frente es la Asamblea Nacional Popular, la que debe ser instrumento de lucha y aglutinación de amplias fuerzas.

El otro acuerdo es reforzar nuestra influencia en medios de comunicación. Asimismo desarrollar una táctica militar urbana en permanente ofensiva que mantenga la vigencia de la guerrilla, que golpee a los enemigos del pueblo, que desestabilice al gobierno del APRA impidiéndole consumar sus planes. También iniciar la guerrilla rural a partir de una compañía.

Ese mismo mes en el marco de la campaña “Recuperemos lo que es nuestro. Navidad para todos” comandos conjuntos coparon las instalaciones de una sucursal de las tiendas TIA y posibilitaron que el pueblo recuperara alimentos, ropa, juguetes.

Otro comando capturó un camión con cinco mil pollos que fueron repartidos en barrios marginales. Atacaron también las oficinas administrativas de la compañía de aviación Eastern.

Esta convergencia permite dar a la izquierda un ejemplo de unidad en torno a la revolución. El APRA seguirá en la pendiente represiva, allanará las universidades y responderemos inmediatamente. En general se mantendrá la tónica de los operativos pero en este año se plasmarán proyectos importantes que permitirán un salto de calidad.

MOVIMIENTO DE IZQUIERDA
REVOLUCIONARIA – VOZ REBELDE

ORIGENES DEL MIR VOZ REBELDE

El punto de partida podemos situarlo en los año; 72-73, cuando nos constituimos como núcleo independiente, luego de la diáspora producida en el MIR histórico a partir de 1967. Editamos un periódico llamado “Voz Rebelde”, por lo que se nos conoció entonces como MIR-Voz Rebelde o MIR-Norte (pues allí estaban nuestras bases más importantes).

Las características de nuestro trabajo fue similar a las del grueso de las izquierdas: gremialismo, propaganda, etc… Se mantuvo la aspiración de lucha armada, pero sin haber podido dotarnos de los instrumentos adecuados para ello. Luís de la Puente y el Che Guevara eran nuestros paradigmas. En estas condiciones murió en Argentina Darío Benavides Loayza combatiendo en las filas del PRT-ERP, y después en la lucha de los obreros de Cromotex muere Hemigidio Huertas Loayza; ambos compañeros fueron ejemplo y estímulo a persistir en el camino de la revolución.

En 1977 participamos en la constitución de la UDP en alianza con otros agrupamientos de la izquierda. De este modo se plantearon varias situaciones nuevas: (1) Se dio curso a una nueva experiencia de organización política del pueblo, superando el gremialismo de la etapa anterior; (2) Se estableció el espacio y el lugar encuentro de los diversos núcleos de la izquierda que iniciaron un proceso de reagrupamiento de sus filas y de reunificación.

LA CONFLUENCIA DEL MIR

Fue en la UDP donde establecimos los primero acuerdos con los cc. del MIR-4ta. Época (que venía de superar el maoísmo), con el MAP, IS e IP con quienes a mediados de 1979 conformamos el llamado MIR-confluencia, logrando una importante in fluencia en la UDP, agrupando unos 2 mil militantes, ramificados a todo el país. La unidad logró atraer núcleos desprendidos de otras organizaciones que engrosaron nuestras filas.

Con todo su peso cuantitativo, el MIR-Confluencia no pudo dar ningún salto cualitativo, A los problemas y dificultades propias de la unidad (camisetismo, hegemonismo, diferencias en métodos y estilos de trabajo, etc.), pronto se sumaron diferencia políticas. Por un lado, quienes ponían cada vez más el centro de gravedad de su actividad en IU y la lucha política formal, de otro lado, quienes planteábamos la necesidad de un proyecto integral dando curso a la lucha armada.

El MIR-Confluencia tuvo un rol destacado en la conformación del ARI y se vio golpeado fuertemente con su ruptura, agudizándose las contradicciones internas. Luego se participó en la constitución de la IU en septiembre del 80.

La lucha interna se intensificó en 1982, produciéndose la ruptura el 2do. semestre de ese año. De un: lado quedo un grupo que luego se fusionaría con VR y con un sector del PCR, constituyendo el PUM. A otro lado quedamos cc. que proveníamos del MIR Voz Rebelde y de las otras vertientes. Sin embargo nos aglutinamos inicialmente en la negación a las posiciones reformistas y crítica a sus métodos manipuladores, lo que llevó a nuevas discusiones y decantamientos cuando debíamos empezar pasos concretos para orientarnos hacia la lucha armada.

Entre 1983 y 1984 el eje del reagrupamiento de fuerzas del MIR fue una organización de masas. Logramos reactivar diversos comités en diversos lugares del Perú y en diferentes sectores sociales. Realizamos eventos y constituimos un núcleo activo. Sin embargo, nuestra debilidad inicial, la ausencia de una base social sólida y una dosis de principismo, llevó a un exceso de radicalismo que se expresó en el abandono de IU.

En esta etapa, ya el trabajo en la selva era el de mayor proyección, donde logramos una mayor presencia política y social. La. Federación Minera era otro de nuestros frentes de trabajo principal.

HACIA LA LUCHA ARMADA:
LOS COMANDOS REVOLUCIONARIOS
DEL PUEBLO

Desde la ruptura en 1982, la lucha armada se planteó como una necesidad y una tarea a concretarse. La acción de SL, era una presión que nos acicateaba.

Entre 1983 y 1984 trabajamos en escuelas de formación PM. Con pocas armas y experiencia, avanzamos en la formación de cuadros, aquí y en el exterior tratando de imprimir una nueva dinámica a la organización.

A partir de los compañeros que pasaron por las escuelas se constituyeron los primeros núcleos político-militares.

A inicios del 85 iniciamos las primeras experiencias operativas. Se recuperó en una armería, se rafagueó el consulado yanqui en Miraflores, se tomaron radios en diversas ciudades del país.

Entre el 85 y el 86 en Lima, Chimbote, Trujillo y Chiclayo realizamos acciones de propaganda, de logística y económicas. Estos núcleos se fueron asentando y aprendiendo en la práctica. Los CRP transmitieron mística y confianza en que se transitaba por un rumbo certero permitieron financiar nuestras diversas tareas políticas y militares.

Paralelamente a la actividad urbana trabajamos el proyecto de la guerrilla rural. Se siguieron dos líneas de trabajo: (1) Se destacaron cuadros para consolidar una estructura orgánica-partidaria, realizar escuelas y reclutar cuadros de la estructura política. (2) Se envió a Colombia un equipo de cc. que participaron en la experiencia del M-19 (donde murió en agosto del 86 el c. Ciro Galjuf).

Estos pocos fueron forzando definiciones a muchos cc. que aún cuando habían mostrado radicalismo verbal, no estuvieron dispuestos a integrarse vitalmente a la nueva etapa que se nos planteaba.

Finalmente, otra experiencia política importante que desarrollamos durante diez meses, fue la del “Nuevo diario”, lo que nos permitió adquirir experiencia periodística y espacio político. Sin embargo, errores cometidos permitieron la infiltración de Sendero Luminoso que hicieron necesario cerrarlo.

APENDICE
DEL
CAPITULO
V

LA SUSPENSION DE ACCIONES
POLITICO-MILITARES
(Conferencia de prensa clandestina)

Tanto la declaración política como la entrevista eran actitudes a contracorriente de acuerdo a los
viejos esquemas de la izquierda. Fue también un acto de audacia. Víctor Polay Secretario
General, a nombre del Comité Ejecutivo Nacional que estuvo presente, desarrolló la posición
poco menos que inimaginable para muchos, que una organización alzada en armas propusiera
una suspensión unilateral de sus acciones político-militares. Nos dijeron de todo.

Pero lo importante fue la extraordinaria acogida que esta iniciativa tuvo en sectores populares y
que nos indicaban lo correcto de la medida.

Frente a la nueva situación política, abierta con la llegada del Sr. Alan García y el APRA al
Gobierno, la Dirección Nacional del MRTA consideró necesario dar a conocer sus puntos de vista
a la opinión pública nacional e internacional. Con tal objetivo, el MRTA convocó a una
conferencia de prensa clandestina, que, a pesar del estado de emergencia, pudo contar con la
presencia de los corresponsales de las agencias de noticias UPI, REUTER e IPS, así como de
periodistas de “La República” y “El Diario Marka”, además de los reporteros del programa “Uno
más uno” del Canal 9. Durante la conferencia de prensa, los periodistas tuvieron la más amplia
libertad para cumplir con su labor informativa.

DECLARACION

El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru se dirige a la opinión nacional e internacional para expresar su posición respecto a la situación política:

La injusticia, el hambre, la miseria, la represión y las angustias por la sobrevivencia son las características de nuestro pueblo sometido desde hace 400 años por el colonialismo español primero, y luego por una minoría subordinada al imperialismo inglés y ahora al norteamericano. Esta dependencia, así como el rasgo antinacional y servil de las clases dominantes han despeñado este país a la peor crisis de su historia republicana. Sucesivos gobiernos tanto militares como civiles no han sido alternativas de solución, sino más bien han reforzado la dependencia y ahondado la crisis.

Atravesamos una crisis integral que sacude y resquebraja todo el sistema. En esa medida, cualquier gestión tiene que apuntar a resolver globalmente los problemas y no a administrar la crisis. De lo que se trata es de cambiar radicalmente las actuales estructuras que consagran la explotación y la injusticia No se trata tampoco de modificar o de mínimas alteraciones para que en el fondo todo quede igual.

El surgimiento de nuestra organización en el transcurso del belaundismo no fue solamente una respuesta coyuntural a su execrable política antipopular y antinacional que agravó la crisis hasta extremos exasperantes y que incluso gobernó pisoteando cuantas veces le vino en gana la Constitución para sobreexplotarnos y complacer la voracidad de las transnacionales. Aparecemos fundamentalmente como una propuesta revolucionaria de carácter popular contra la opresión y la violencia ejercida secularmente por las clases dominantes, en ese sentido rescatamos y nos entroncamos con las tradiciones de combatividad de nuestro pueblo y asumimos sus aspiraciones históricas encarnadas en su centenaria lucha por una sociedad justa y soberana.

Los resultados de las elecciones del 14 de abril que reflejar una altísima votación por la oposición, abren una nueva coyuntura política en el país. Luego de 60 años de controvertido trajinar político el APRA llega por el voto popular, a tomar plenamente la conducción del gobierno. Gobierno al que durante la campaña electoral no sólo definieron como democrático, nacional y popular, sino como la vía hacia un “futuro diferente”. Es decir, una prédica colmada de promesas renovadoras que en una intolerable situación de crisis y caos impresionó a grandes sectores populares dispuestos al cambio.

Las masas populares en nuestro país así como son generosas son también implacables en su repudio. Y es que en años de enfrentamientos por sus reivindicaciones económicas y democráticas contra dictaduras militares y gobiernos parlamentarios, han demostrado sus grados de conciencia, organización y combatividad. Y así como le dieron el triunfo al belaundismo en 1980, esa muchedumbre no vaciló, en estas elecciones, al sentirse estafada por el acciopopulismo, en expresar su repudio votando contra el Sr. Belaúnde, pero su rechazo lo expresó fundamentalmente en las calles, despidiéndolo con paros, huelgas, movilizaciones y con el desarrollo de la lucha guerrillera.

Ahora, este mismo pueblo ha depositado mayoritariamente su esperanza en el partido aprista y se muestran expectantes por lo que puedan hacer. En tal sentido nuestro Movimiento acuerda:

1. El Dr. Alan García llegó al gobierno en estas elecciones producto de una mayoritaria votación. Respetuosos de esa mayoría el MRTA no realizará acciones militares contra el APRA v el nuevo gobierno mientras éste no ataque al pueblo.
2. El MRTA mantiene su independencia político-militar y tal como lo ha venido haciendo, no dejará de participar activamente en la defensa del nivel de vida y las reivindicaciones políticas de las masas.
3. El pueblo votó por el cambio y no por el continuismo. Es decir por el no pago de la deuda externa, por la congelación de la gasolina y artículos de primera necesidad, por el aumento significativo de sueldos y salarios; por la resolución, en definitiva, de sus necesidades de alimentación, trabajo, salud, educación, cultura y vivienda. No votó por más prerrogativas a los empresarios y menos aún por el mantenimiento de la insultante presencia de las empresas imperialistas, saqueando nuestras riquezas y reservas. El MRTA combatirá toda política entreguista que no tienda a atacar este problema fundamental, raíz de nuestros males.
4. El MRTA continuará combatiendo a las empresas imperialistas, a los que se enriquecen con el hambre del pueblo, a las fuerzas represivas cuando ataquen las manifestaciones de protesta popular. Haremos frente a toda acción que vaya contra los intereses y aspiraciones de la masa trabajadora. Seremos intransigentes contra los explotadores y asesinos del pueblo, pues mientras no haya justicia no podrá haber paz.
5. El nuevo jefe de Estado se refirió a la creación de una Comisión de Paz que trabajaría por la pacificación del país. Cualquier iniciativa gubernamental de esta naturaleza debe implicar el reconocimiento de una situación de beligerancia y de la participación estatal con el desarrollo de la guerra sucia, en la aplicación del terrorismo de Estado, que ha provocado mas de 5,000 muertos, 2,000 desaparecidos y 1,000 presos políticos. En estas condiciones, toda voluntad de paz debe decretar, como primer paso, la inmediata libertad de todos los hombres y mujeres presos por haberse alzado en armas contra el despreciable gobierno belaundista.
6. Exigimos, asimismo, juicio y sanción contra los asesinos uniformados. Cese al estado de emergencia, derogatoria del DL 046 y esclarecimiento de los casos de desaparecidos, torturas y exterminio de campesinos.
7. Juicio y sanción también para todos aquellos que aprovechándose de sus puestos en la administración se enriquecieron teniendo al Estado como botín. En ese sentido el MRTA será implacable, no permitirá que ningún delito contra la patria quede impune.
8. Expresamos, asimismo nuestra preocupación y rechazo a la forma como este gobierno encara algunas luchas importantes. Lejos de solucionar o plantear salidas favorables a los trabajadores, como en el caso de la CITE, SIMA, MORAVECO, recurre, al igual que el gobierno belaundista, a la prepotencia represiva.
9. Igualmente, con relación a las iniciales medidas económicas señalamos que por su timidez y limitaciones no establecen las indispensables bases para el cambio radical, ni garantizan el camino de ese propagandizado “futuro diferente”.

¡SIN JUSTICIA NO HABRA PAZ!
¡CON LAS MASAS Y LAS ARMAS, VENCEREMOS!

Agosto 1985

P: ¿Esto significa una virtual tregua al gobierno de Alan García?

MRTA: Se puede denominar tregua cuando existe un acuerdo de las dos partes. Lo que nosotros estamos haciendo es suspender toda acción militar contra el gobierno y contra el Partido Aprista, no vamos a realizar acciones militares contra ellos. Pero nos reservamos el derecho de hacer acciones político-militares contra el imperialismo, contra las fuerzas represivas cuando atacan al pueblo y contra las empresas que medran con el hambre del pueblo. Nosotros no podemos declarar ninguna tregua hasta que no se establezca con claridad cual es el futuro del país, cuando todavía ni siquiera se ha convocado la Comisión de Paz, cuando todavía el gobierno de Alan García no ha establecido cuál es el programa económico global que va a enfrentar su gobierno. Es decir, frente a esto no puede haber tregua, lo que existe es una suspensión por nuestra parte de acciones militares contra el gobierno y contra el APRA.

P: ¿Es el MRTA autor de los coche-bombas en la Prefectura y el Comando Conjunto y los últimos apagones?

MRTA: El MRTA siempre se ha destacado por reivindicar con nitidez, con claridad, todas las acciones que lleva adelante. Nosotros hemos puesto el coche-bomba en el Ministerio del Interior fue reivindicado oportunamente por nuestro movimiento. Y fue obra de un comando especial de nuestra organización. Lo del coche-bomba en la Prefectura no ha sido nuestro.

P: ¿Y en la Plaza de Armas, los apagones?

MRTA: Tampoco.

P: ¿Qué piensan cuándo están combatiendo a las empresas imperialistas, cuando hablan del punto número cuatro de su manifiesto?

MRTA: Pensamos en la miseria de nuestro pueblo y en su solución, porque el problema de hambre y miseria que sufrimos es producto de la dependencia imperialista, el constante saqueo, la constante presión del imperialismo. Mientras esto no se resuelva no podrá haber paz, la paz solamente se puede conseguir con la justicia.

P: La pregunta es ¿cómo se va a combatir esto?

MRTA: Combatiremos política y militarmente contra las empresas imperialistas.

P: ¿Por qué?

MRTA: Porque nosotros entendemos que no puede haber tregua si es que no hay acuerdo, si es que el gobierno que ha proclamado la necesidad de pacificación del país que ha convocado una comisión de paz, que no existe en estos momentos, no ofrece ningún criterio, ninguna información, sobre cómo se llevará a cabo esta Comisión de Paz. No hay ninguna muestra por parte del gobierno aprista de una pacificación del país. Nosotros entendemos que la primera medida que debe tomar el gobierno aprista es la liberación de todos los prisioneros políticos. A partir de esta primera medida, de este primer gesto, es que podemos hablar de sentarnos en una mesa para discutir las cosas. Así como nosotros estamos suspendiendo en forma unilateral toda acción militar contra el gobierno y contra el APRA, esperamos también medidas recíprocas de la contraparte.

P: ¿Qué plazo otorgan al gobierno para la liberación de los presos políticos?

MRTA: Mire, nosotros consideramos que estos son plazos políticos, no son plazos cronológicos; un día, una semana, quince días, son plazos políticos que hay que enfrentarlos.

P: ¿Ustedes hicieron la interferencia al discurso de Belaúnde?

MRTA: Así es.

P: En la interferencia se notaba, con dificultad, de que ustedes mencionaban una lista de personas, entre ellas estaban, Percovich, Elías Laroza, quienes más estaban?

MRTA: En esa lista de personajes, que ahora podemos calificar como una banda, estaba el señor Pércovich, Kuczinsky, Rodríguez Pastor, Elías Laroza y también el señor Belaúnde. Estos sujetos engañaron miserablemente a nuestro pueblo, a sus sectores humildes. Los empobrecieron. Pensamos que el señor Belaúnde y todos sus allegados, sus parientes, son los culpables de la crisis que vive el país. Nosotros entendemos que ha llegado la hora de que rindan cuentas, tienen que ser juzgados por traición a la patria. Nosotros creemos, y en esto exigimos, que el gobierno aprista termine lo antes posible el Penal de Cantogrande, que tenemos entendido es un penal de alta seguridad, en donde deben estar recluidos Belaúnde y compañía. No es posible que el máximo responsable del gobierno que ha llevado a la mayor tragedia a nuestro pueblo esté presente en el Parlamento. No es posible de que el máximo responsable de que el narcotráfico se haya extendido y llegado a las altas esferas esté en el Parlamento. El señor Pércovich, el señor Elías Laroza deben ser encerrados en el Penal de Cantogrande.

P: ¿Y ustedes qué van a hacer, van a atentar contra ellos?

MRTA: Nosotros hemos dicho en el punto siete de la declaración; decimos: juicio y sanción para aquellos que aprovechándose de sus puestos en la Administración se enriquecieron, teniendo al Estado como botín. En este sentido el MRTA será implacable, nosotros no permitiremos que ningún delito quede impune. Si el gobierno aprista no es capaz de castigar a estos señores el MRTA y la justicia popular lo harán. Lo hemos dicho en muchas oportunidades, el atentado contra el Ministerio del Interior fue justamente, con ese objetivo. Este atentado se hace en momentos previos a la transmisión del mando: Nosotros decimos con claridad, este es un aviso. Hemos puesto un coche-bomba para demostrar que somos capaces de golpear al corazón del enemigo y exigimos al gobierno aprista que castigue a los culpables de violaciones; que castigue a los culpables de desapariciones, de las torturas; y, por supuesto, de la inmoralidad.

P: Si el gobierno no cumple con eso, ustedes ¿ejecutarían a esas personas?

MRTA: Mire, si el gobierno no cumple nosotros aplicaremos la justicia popular y en su debido momento se efectivizará.

P: ¿Se tomará como referencia la relación de personas que Ud. acaba de dar?

MRTA: Así es, la referencia es al gobierno de Belaúnde y toda su corte de ministros y parientes. Nosotros pensamos que respecto al señor Belaúnde hay que ser claros y precisos.

P: Ustedes han manifestado que el triunfo electoral ha sido de la oposición; sin embargo, ustedes como aprecian las diferencias existentes entre la IU y el APRA?

MRTA: Nosotros hemos dicho que la votación es por la oposición por el cambio, por la transformación, por la transformación del país. Esta transformación del país tiene diversas vertientes, diversas opciones que, en la práctica misma tienen, que ir dilucidándose. Creemos que el único destino, la única posibilidad de solución a los problemas de nuestra patria es la lucha por una revolución radical, una revolución que transforme las estructuras sociales. Y esto es posible sólo en el marco de una revolución, en el marco de la lucha por la construcción del socialismo en el país. En ese sentido, nosotros entendemos que dentro del APRA existen sectores antimperialistas, consecuentes, radicales, que están dispuestos al cambio. La historia del APRA está plagada por una historia de consecuencia, de lucha, de martirologio, pero también está plagada por una historia de traiciones. El APRA en las décadas del 30 y 40 era antimperialista, pero el APRA de esos años se transformó en la década del 60, el APRA se hace anticomunista, es el APRA del sindicalismo amarillo. Entonces, frente a este APRA no puede existir ninguna confianza, hasta que en la práctica nos demuestre si realmente está dispuesto a la transformación de nuestro país o no. El APRA tiene una oportunidad histórica; ahora, o es consecuente, como Búfalo Barreto y Manuel Arévalo, o es un APRA que termina por claudicar, como con la década del 60.

P: Cuando habla de suspensión de ataques al APRA eso significa suspensión de ataques a cualquier miembro del gobierno; ahora, cuando hablan de empresas extranjeras, es decir, desde el más chico hasta el más grande que opera aquí con sucursales, o están configurando su esquema hacia ciertas empresas y de ciertos países?

MRTA: Así es, el enemigo principal de nuestro pueblo es el imperialismo norteamericano, no el pueblo norteamericano, son los grandes capitales transnacionales que no tienen en muchos casos nacionalidad; nuestro enemigo principal expresado acá, en nuestra patria, son las empresas, por ejemplo, que se han beneficiado con las exoneraciones tributarias, las empresas petroleras.

P: ¿La OXY, Belco, quiénes más?

MRTA: La Southern, las empresas que todos sabemos que son las principales causantes de la depredación, del saqueo de las riquezas de nuestra patria.

P: Existen una serie de actos que se han reivindicado a nombre del movimiento; sin embargo simplemente van a cometerse actos subversivos como acciones fiscalizadoras de lo que ocurre en el gobierno o también hay un proyecto político en la organización?

MRTA: Nosotros decimos de que el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, es parte del pueblo. Ha nacido no solamente para luchar contra el belaundismo. Ha nacido para luchar por la revolución y por el socialismo. Nuestra posición frente al APRA es una posición no solamente de fiscalización, es una posición que nosotros planteamos como alternativa histórica al socialismo; creemos que en el APRA hay sectores minoritarios consecuentes pero no es con el APRA, ni alrededor del APRA, como se hará la revolución en nuestro país. La revolución en el país se tendrá que hacer en la medida en que los obreros y los campesinos, los trabajadores de la ciudad y el campo, los que decimos los hijos del hambre y la miseria, juntos con todo el pueblo, realmente conducidos bajo una ideología revolucionaria, bajo la bandera del socialismo abran el camino a la transformación definitiva en nuestro país, la segunda v definitiva independencia. No va a ser, por lo tanto, con el APRA ni con la dirección actual del APRA no tenemos confianza.

P: ¿Pero qué factores políticos ya sean internos o externos determinan que ustedes convoquen a esta conferencia de prensa?

MRTA: Pensamos que con el cambio de gobierno se abre una nueva situación política del país. Por primera vez la oposición, una oposición que está conformada desde el punto de vista político de la conciencia, desde el punto de vista de su composición social, son los sectores mayoritarios y los sectores progresistas los que giran a un mundo nuevo, a un cambio. Más allá de la dirección actual del APRA o más allá de lo que puedan pensar algunos partidos de IU. El movimiento de la oposición frente a Belaúnde fue un movimiento históricamente progresista. Se atraviesa una nueva situación política, se abre una nueva oportunidad histórica en el país. Nosotros pensamos que en este país, si es que no se resuelven los problemas ahora, si es que no se mejoran las condiciones ahora, si es que no se generan las condiciones ahora de superar la crisis, este país avanza indefectiblemente a una guerra civil. Nadie está interesado en una guerra civil en este país porque quien va a cargar el peso de una guerra civil es el pueblo. Nosotros no vamos a ver en las trincheras de lucha a los Ulloa, a los Kuczinsky, a los Belaúnde, los, Terry, los Correa, etc. Es el pueblo quien va a sufrir las consecuencias de una guerra civil. Nosotros no queremos que haya esa guerra civil, queremos evitarla; pero esa guerra civil solamente se puede evitar si es que se consigue la justicia previamente. Y ahora existe una oportunidad histórica de poder avanzar a crear las condiciones para esa justicia porque existe una mayoría que quiere la transformación. Ese cambio puede ser hecho sólo por una revolución; no hay espacio para las medias tintas.

P: ¿Hay alguna coordinación con otro grupo insurgente en el país?

MRTA: Existen vinculaciones informales con todas las fuerzas del pueblo en el país.

P: ¿Sendero incluido?

MRTA: Con todas las fuerzas del pueblo; entendemos que Sendero Luminoso es una fuerza del pueblo; nosotros conversamos con todas las fuerzas del pueblo formal o informalmente, directa o indirectamente.

P: ¿Hay alguna tregua o intento de diálogo por parte de ellos?

MRTA: Los compañeros de Sendero Luminoso, del Partido Comunista del Perú, son los únicos autorizados para hablar a nombre de Sendero Luminoso.

P: ¿Cuáles son las diferencias tácticas e ideológicas entre ellos y ustedes?

MRTA: Primero, nosotros consideramos a los compañeros del Partido Comunista del Perú como una fuerza del pueblo, de protesta, de lucha, de cambio, de transformación; ese es un primer reconocimiento. Sin embargo, con los compañeros de Sendero Luminoso tenemos diferencias políticas que van desde métodos, de caracterización de nuestra sociedad, de táctica, de objetivos y, al final, militar, que son evidentes para todos.

P: ¿Esas diferencias se pueden complicar aún más?

MRTA: Nosotros tenemos una visión sobre la actual estructura de clases del país; consideramos que la clase obrera, los sectores más avanzados del país. Una guerra, una lucha revolucionaria no puede ser solamente una lucha campesina, como dicen los compañeros de Sendero; tiene que ser una guerra que incorpore a todos los sectores del país, y con mayor fuerza a la clase obrera, a los pobres de la ciudad. Consideramos también que en esta lucha hay que utilizar todas las formas de combate, la lucha legal, la lucha ilegal, la lucha clandestina la lucha cerrada, la lucha secreta, tenemos que ocupar todos los espacios políticos. Por eso, aquí convocando a una conferencia de prensa, porque la lucha por la revolución de nuestra patria es una lucha política; lo militar es lo instrumental de lo político, no podemos hacer solamente lucha militar.

P: Entonces ustedes coinciden ahora en que lo conveniente es el trabajo legal amplio y de masas?

MRTA: El trabajo legal amplio y de masas es un trabajo que toda organización revolucionaria lo tiene que hacer siempre.

P: Eso lo acaba de decir Varesse.

MRTA: El señor Varesse no tiene nada que ver con el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru; hace más de un año que él está totalmente desvinculado del MRTA; es más, él no ha participado en el nacimiento del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru. En un inicio él estuvo en un nivel de vinculación del cual fue separado y luego expulsado de nuestra organización por deserción, por cobardía y por deslealtad. Eso ha sido hace más de un año y eso lo saben muy bien los servicios de inteligencia y las fuerzas represivas.

P: ¿Cuántos presos hay?

MRTA: Alrededor de un millar del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, de Sendero Luminoso y de otras fuerzas revolucionarias y de IU.

P: Probablemente para cualquier pacificación el gobierno exija entrega de armas?

MRTA: Mire el paso previo a cualquier conversación, a cualquier discusión de paz tiene que ser con entera libertad; no puede haber condiciones previas en lo absoluto, nosotros estamos hablando de suspender todo tipo de acción contra el gobierno y contra el APRA. Nosotros queremos que este gesto sea respondido por una medida concreta: amnistía, la liberación de todos los presos políticos, porque el APRA tiene una gran responsabilidad frente a su pasado.

P: En caso de que la Comisión de Paz se instalara, previa liberación de los presos políticos, eso implicaría la transformación del Movimiento en un aparato político legal o simplemente el paso a la clandestinidad y la inacción?

MRTA: No podemos hablar de utopías, tenemos que hablar de hechos concretos. Nosotros no podemos abandonar las armas, nosotros no vamos a abdicar nuestro compromiso político-militar por un hecho fortuito o un hecho episódico. Nosotros, para integrarnos a un proceso que se haga en el país, tenemos que tener la garantía de que aquí se haga un proceso para hacer la revolución, no para administrar mejor la crisis, no para aplicar algunas modificaciones al sistema. Lo que queremos nosotros es hacer una revolución en este país. Aquí solamente hay un solo camino y es que los obreros y los campesinos tomen la conducción de este país. Solamente en esas condiciones el MRTA abandonará o se incorporará a ese proceso, en las formas que sean necesarias.

P: ¿Qué vínculos internacionales tienen ustedes; concretamente con el Movimiento M-19 de Colombia?

MRTA: Nosotros no dependemos de ninguna fuerza que se llame o no revolucionaria, somos nacionalistas, democráticos y antimperialistas, y mantenemos las relaciones con todas las organizaciones que estén en ese camino, que respeten el nacionalismo, que respeten la independencia. En este sentido nosotros no somos ni pro-soviéticos, ni pro-chinos, ni pro-albaneses, ni pro-cubanos, ni pro-nicaragüenses, somos combatientes de la Revolución Peruana y Latinoamericana

P: ¿Existe alguna coordinación política con grupos legales de IU o algunos partidos integrantes de la misma?

MRTA: Nosotros trabajamos en todos los planos a todos los niveles con todas las fuerzas políticas que estén dispuestas por el cambio en nuestro país. Y, en ese sentido, todos nuestros militantes, colaboradores, simpatizantes, combatientes, hacen trabajo político en diversos campos. Nuestro punto de vista en esta coyuntura es que tenemos que fortalecer a todas las organizaciones gremiales, sindicales; tenemos que fortalecer la CGTP, la CCP, los pueblos jóvenes, tenemos que fortalecer la CITE y todas las organizaciones gremiales porque es la única garantía de la independencia de clase. Nosotros apoyamos todas las luchas justas que sean de reivindicación de las masas populares: CITE, SIMA, a todas las luchas. Nosotros consideramos que las fuerzas sindicales deben avanzar hacia una centralización.

P: O sea que dentro del trabajo de unidad que se gesta en la IU, en el futuro se podría participar en el movimiento de todo ese trabajo?

MRTA: Así es, desde ahora estamos participando, de diversas formas.

P: ¿Es decir, en lo legal y lo ilegal?

MRTA: En lo político y militar.

P: Usted ha dejado a salvo la posibilidad de que tomarían acciones punitivas en caso de que las fuerzas represivas ataquen al pueblo?

MRTA: Es ya tradicional que las fuerzas represivas asesinen, masacren y torturen a las fuerzas del pueblo; cada paro nacional, cada movilización ha sido contestada con plomo. Ya es momento que el pueblo empiece a responder.

P: ¿Qué tiempo viene operando el movimiento?

MRTA: Oficialmente desde junio del año pasado.

P: Hace un rato usted mencionó que tienen contacto con todos los movimientos populares e incluso con Sendero Luminoso. Han discutido con ellos esta discrepancia táctica que significa el silencio deliberado en que se mantienen ellos y la voluntad expositiva que demuestran ustedes?

MRTA: Mira, nosotros hemos dicho que tenemos relaciones directas e indirectas con todos los movimientos populares en nuestro país. Los compañeros de Sendero Luminoso, son los únicos autorizados para responder qué es lo que piensan ellos.

P: ¿Cómo diferenciarían el aparato represivo de los organismos de gobierno, cuál es la diferencia?

MRTA: Los aparatos de gobierno son todas las instituciones del gobierno de carácter civil. .

P: En el caso de las fuerzas policiales, por ejemplo, dependen directamente de un organismo que es parte del gobierno y es el Ministerio del Interior.

MRTA: Claro, decimos de carácter civil, no decimos de carácter militar. Sólo atacaremos a las fuerzas militares en la medida que ataquen al pueblo, nosotros no dejaremos impune que la policía o el ejército sigan masacrando al pueblo. Nos reservaremos el derecho de actuar cuando creamos conveniente.

P: ¿Podrían aclarar también cómo es que participarán en la defensa del nivel de vida?

MRTA: A través de todas las organizaciones populares, a través de todos los organismos de la clase obrera y del pueblo. Nos sumaremos a los sindicatos, a las federaciones, a las asociaciones vecinales y apoyaremos toda medida que tienda a cambiar las estructuras del país.

P: Las fuerzas policiales y militares, no son independientes del poder político; o sea, en el momento en que haya un atentado contra éstas indudablemente la repercusión no es simplemente una acción militar sino una acción política, entonces ¿cómo se diferencia esto? y por otro lado ¿van a continuar, por ejemplo, los repartos de alimentos?

MRTA: Claro, mire, el proceso de una pacificación en el país, no es un proceso que se va a dar de la noche a la mañana, tiene que darse a partir de pasos. Si no hay justicia en este país, no puede haber paz, y la justicia no puede conquistarse si es que el nuevo gobierno sigue en forma continuista desarrollando las mismas políticas que desarrolló el gobierno belaundista, pero nosotros sabemos y creemos que en el gobierno aprista existe una voluntad, por lo menos se han comprometido con el pueblo a cambiar. Nosotros queremos dar esta oportunidad, nosotros no creemos en la historia del APRA, no creemos en la propuesta del APRA, no creemos en los programas del APRA, nosotros vamos a creer en lo que haga el APRA, y la primera medida es por ahora no hacer acciones militares contra el Partido Aprista; y si el APRA hace otras cosas diferentes a las que ha propuesto, evidentemente nosotros tenemos que responder a esto.

P: Pero se ha prorrogado el estado de emergencia en seis departamentos ampliándose 60 días más, no sé ¿cuál es su reacción a esto?
MRTA: Son primeras medidas y tenemos que darle un poco de tiempo, tenemos que esperar algunas semanas. Por eso nosotros estamos dando nuestra posición en este momento. Vamos a esperar cuáles son las siguientes medidas del gobierno aprista durante este mes, para en función de lo que diga el señor Alan García, asumir una posición mucho más clara. Nosotros no podemos tomar una posición mucho más acabada, menos cuando aún el propio Parlamento todavía no ha recibido el informe del señor Luís Alva Castro, sobre lo que va a ser el programa económico del próximo gobierno. Las primeras medidas que está tomando el gobierno aprista son medidas muy tímidas, son primeros pasos. Lo que está haciendo es administrar mejor la crisis, racionalizar algunos gastos, pero todavía no existe un programa económico, tampoco hemos recibido una propuesta de pacificación en este país. El señor Alan García, presidente de este país habló en su discurso de constituir una Comisión de Paz, ha dicho que va a tomar muchas medidas pero todavía éstas no se expresan en la práctica. No podemos tener todavía una posición definitiva, vamos a esperar un tiempo político, vamos a mirarles las manos.

P: Ustedes, por lo que plantean, estarían dispuestos al diálogo. ¿Cuáles serían las condiciones de este diálogo y si a partir de allí se puede hacer una tregua política?

MRTA: La primera condición de este diálogo, es la liberación de todos los prisioneros políticos en este país la conformación de la Comisión de Paz y el establecimiento de base mínima de justicia, porque la paz mínima de justicia, porque la paz en este país no es para las fuerzas guerrilleras, la paz de este país, no es para un movimiento determinado, la paz de este país es para el pueblo, ¿qué interesa en estos momentos al movimiento Túpac Amaru, que se legalice o no legalice? Que sus dirigentes sean conocidos o no sean conocidos eso es completamente secundario nosotros luchamos porque haya paz en el país, una paz para el pueblo, pero la paz sólo puede conseguirse con justicia.

P: ¿Qué es la paz para ustedes?

MRTA: La paz es la justicia, es la libertad que demanda inclusive las Naciones Unidas y la Constitución, el derecho a la vida, el derecho al trabajo, el derecho a la Constitución, el derecho a la vivienda, el derecho a poder realizarse como hombre, esa es la paz, si no existen ninguna de estas condiciones, no puede haber paz ni puede haber democracia. Por ejemplo, el señor Belaúnde, nos vendió un producto: de que algunos empresarios pudieran editar un periódico, tener canales de televisión, esa era la democracia, el pueblo no se ha alimentado de eso ¿para qué ha servido eso? Sólo ha servido para manipular o adormecer la conciencia de las masas, ha servido para embrutecer a las masas con toda esa cantidad de telenovelas y enlatados que pasan en la televisión. Entonces, esa no es la democracia, democracia es justicia, es derecho a la vida, a trabajo, a la salud, a la educación, a la vivienda, eso es democracia, eso es paz.

P: Hay sectores dentro del APRA que han venido proponiendo el diálogo, ¿han tenido algún tipo de contacto con ellos?

MRTA: Hemos tenido contacto, fundamentalmente, de hacerles llegar nuestros puntos de vista.

P: ¿Recibieron algún tipo de respuesta?

MRTA: Hemos escuchado posiciones muy favorables de algunas personas y dirigentes políticos.

P: Usted ha dicho que en estos momentos el país se conmueve con una ola de descubrimientos explosivos de la corrupción. Donde salen en un escándalo increíble comprometidas las autoridades del pasado régimen, quisiera que usted me puntualice esto, si las autoridades apristas no son suficientemente enfáticas en sancionar a los implicados en este escándalo hablo de los generales PIPs, ¿qué haría el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru?

MRTA: Simplemente aplicar la justicia popular, eso es lo que haríamos.

P: ¿Los ejecutarán! Podría ser claro en este asunto.

MRTA: Es bastante claro. Aplicaremos la justicia popular

P: ¿Es que es muy general eso de la justicia popular…

MRTA: ¿Es que no es claro decir que vamos a aplicar la justicia popular? Vamos a ejecutar la justicia popular, los enjuiciaremos, vamos a llamar al pueblo a que participe de este tribunal, el Perú entero tiene que convertirse en un tribunal, se tendrá que hacer un juicio político a todos estos malos elementos.

P: ¿Se encargarían de hacer la propia justicia popular?

MRTA: Así es, nosotros tenemos que asumir lo que el pueblo en estos momentos condena.

P: Digamos que para el MRTA en lo referente a lo que haga el gobierno, ¿la última palabra la tendrán ustedes?

MRTA: La última palabra la tiene el pueblo. En este país, ya se acabó ya, llegó la hora de que los opresores de siempre, sigan oprimiendo a nuestro pueblo, sigan asesinando, masacrando, y que vayan a vivir el resto de sus vidas a los Estados Unidos. Esos señores como Ulloa, como Kuczinsky, como Pércovich que vienen al Perú, pero piensan en norteamericano, hablan en norteamericano, crían a sus hijos en los Estados Unidos, estudian en Estados Unidos, hacen su vida en Estados Unidos, esos señores no pueden venir a nuestro país y seguir masacrando, hambreando. No directamente ellos, en una masacre no toman directamente la pistola, el fusil para masacrar a nuestro pueblo, pero basta su presencia y las medidas que dan. El señor Kuczinsky por ejemplo, exonerando 600 millones de dólares a las empresas imperialistas. Eso es un crimen monstruoso en este país, porque ese crimen es más grande que cualquier crimen que cometa cualquier peruano en nuestro país, porque esos 600 millones de dólares significan muchos niños que se van a morir. Significan muchos puestos de trabajo, significan muchas viviendas y un futuro mejor en este país, entonces contra ese crimen nosotros no podemos permitir de que se siga masacrando a nuestro pueblo. El señor Belaúnde en 1980 prometió un millón de empleos, y lo que ha dejado es un millón de tragedias. Nosotros ¿vamos a permitir que el señor Belaúnde haya estafado a nuestro pueblo? ¿Es que nosotros entendemos que la democracia es echar un voto cada 5 años? No, la democracia no es un cheque en blanco para el gobernante que salió elegido; el señor Belaúnde en estos 5 años de gobierno ha llevado a la peor crisis de nuestro pueblo. Crisis que se contabiliza con sangre, con muertos, 3 millones de niños que no van a tener ya la capacidad de tener un desarrollo normal. Es una crisis que ha endeudado y limitado el desarrollo de nuestro pueblo. Entonces, contra eso ¿qué mayor crimen que el que ha cometido el señor Belaúnde? Esto no puede quedar impune; eso jamás va a quedar impune mientras exista el MRTA, mientras exista una conciencia patriótica revolucionaria en este país ya se acabó la impunidad. Y lo decimos con toda claridad, abiertamente tenemos un compromiso con nuestro pueblo y el pueblo va a saber que el MRTA no va a defraudarlo.

P: Podría decirnos ¿qué significa exactamente que ustedes tengan en su poder la espada Sanmartiniana y la Orden del sol?

MRTA: Nosotros entendemos que estamos luchando por una segunda y definitiva independencia. Ayer fue del colonialismo español y hoy es del imperialismo norteamericano. El MRTA no es más que la continuidad de esa lucha. Nosotros no decimos que la lucha del pueblo aparece con el MRTA, la lucha de nuestro pueblo es una lucha centenaria y cuando nosotros decimos eso, lo decimos porque asumimos entonces los símbolos, los héroes, las tradiciones y sus mensajes como parte de nuestra historia. Nosotros somos principalmente nacionalistas, revolucionarios y nos sentimos los continuadores de la historia y la tradición libertaria del pueblo peruano. Nosotros no desligamos la lucha de Túpac Amaru, la lucha de los montoneros y guerrilleros en la independencia, la lucha de San Martín, Bolívar o la lucha de Cáceres. La lucha de la clase obrera en la década del 20 y del 30, los levantamientos apristas, la lucha guerrillera del 65, ese es un hilo continuador, que hayan sido marxistas, leninistas o no, eso es secundario, el hilo continuador, es el pueblo que lucha por la justicia y por la libertad. Es entonces, cuando nosotros retomamos la espada y la primera bandera de la Independencia, estamos recuperando la Orden del Sol, estamos diciendo que esta espada, esta bandera y esa Orden del Sol han sido prostituidas. Que los gobernantes hasta ahora no han hecho más que prostituir estos símbolos y que ha llegado la hora de que el pueblo asuma esos símbolos.

P: ¿Cuál es la posición de ustedes con respecto a las medidas económicas y la decisión que ha tomado el gobierno aprista frente a la deuda externa?

MRTA: Frente a las primeras medidas pensamos que son muy tímidas no plantean la base para un futuro diferente. Este 10 por ciento, ya ha sido demostrado hasta la saciedad que ni éste ni un 80 por ciento destinado para pagar la deuda externa va a poder permitir al país superar su situación de crisis. Nosotros hablamos de moratoria, nosotros creemos que el Perú debe implementar una moratoria de 10 a 15 años. No pagar la deuda externa hasta que el Perú no esté en condiciones de hacerlo, de haber reconstruido su economía, y allí en esas condiciones pagar aquello que realmente haya servido para inversiones productivas en nuestro país, porque no sabemos que cantidad de esa deuda externa ha ido a enriquecer las arcas de los partidos de gobierno del señor Belaúnde, de todos sus ministros y de otros gobernantes. Hay una serie de casos de corrupción. Muchos de esos préstamos no van para el pueblo, entonces el pueblo no puede pagar esa deuda. Nosotros creemos que la medida más atinada, más realista, más consecuente ahora es postergar el pago de esa deuda externa, es no pagar esa deuda externa ahora. Pensamos que esta medida del 10 por ciento propuesta por García es una medida muy tímida que no va a solucionar el problema.

P: Por lo que están diciendo, parece que no creyeran mucho en la posibilidad de que suceda lo que ustedes piden, más bien esta tregua es una medida formal.

MRTA: No, no es lo que nosotros queramos. Es lo que el Perú desde hace 400 años viene escuchando, es decir hace 400 años que viene siendo engañado, estafado por diversos gobernantes, entonces lo que ha aprendido el pueblo no es solamente a escuchar, sino a ver y a dudar. Más aún cuando el APRA durante este proceso electoral no ha presentado un Plan de Gobierno, más aún cuando estamos a quince días de este nuevo gobierno y todavía el señor Alva Castro no se ha presentado al Parlamento ni ha dicho este es el programa económico. Los objetivos de los próximos cinco años de gobierno es lo importante. ¿Van a administrar y racionalizar mejor el sistema capitalista o van a crear las condiciones para una transformación del sistema? Eso es lo que queremos saber, para eso necesitamos tener una explicación, no solamente medidas puntuales, sino una explicación, global, es decir, se va hacia la revolución, a cambiar este país o se va simplemente a administrarlo mejor, como dice el politicólogo cambiar algo para que todo siga igual.
P: Pero, ustedes saben que el APRA no va a hacer la revolución en el Perú.

MRTA: Nosotros no sabemos, nosotros sabemos lo que vemos.

P: Ustedes saben perfectamente que el APRA no va a poder hacer la revolución en el Perú, entonces por qué han cambiado las condiciones de la lucha. Lo que quiero que me diga es porque coyunturalmente ustedes deciden dar la cara y declarar?

MRTA: Creemos que hay una oportunidad histórica en este país, hay un 80 por ciento del país que quiere el cambio, que quiere la transformación que lo ha expresado en las elecciones de abril, en las movilizaciones, en la huelga, en la lucha guerrillera. Este pueblo exige el cambio, este pueblo está maduro para el cambio, este país está preñado para hacer una revolución. Los dolores los sentimos todos, hay la oportunidad que se haga a través de una guerra civil o a través de un entendimiento nosotros consideramos que es mejor a través de un proceso que no sea un proceso cruento. No a través de una guerra civil, porque quienes pagan los platos rotos de una guerra civil es el pueblo porque quienes combaten en las trincheras son los Quispes, los Huamaní, los Chafloque, los Capuñay, de uno y otro lado. No son los Rodríguez Pastor, los Pedro Pablo Kuczinsky los apellidos aristocráticos esos no son. Entonces ¿qué estamos planteando? Hay que ver para creer.

P: En el supuesto caso de que el doctor García Pérez prosiguiera con las medidas que usted califica como tímidas, y no avanza hacia la transformación que permitiera la tregua, ¿qué harían ustedes?

MRTA: Bueno, tendríamos que analizar en esos momentos las nuevas circunstancias, la nueva crisis política y tomar una decisión.

P: ¿Cuántos efectivos tendrá Ud., más de quinientos?

MRTA: Eso es un secreto militar. Bueno lo que podemos decirle es que a partir de nuestras acciones nosotros copamos prácticamente todo el país y tenemos escuadras también en el campo y están en la fase de la propaganda armada secreta y en su debido momento en la medida que avance el proceso de crisis actuarán en el campo.

P: ¿O sea en casi todos los departamentos?

MRTA: Así es.

P: ¿Fundamentalmente en Lima?

MRTA: Fundamentalmente las fuerzas para las acciones político-militares están centradas en algunas ciudades de la costa de Lima, Arequipa, Chimbote, Chiclayo, y en la sierra de Huancayo, en diversos lugares han estado operando y esto es público y notorio. A través incluso de “Venceremos” ustedes pueden ver los lugares en que se han venido operando. Esto no quiere decir que sean los únicos lugares donde el movimiento está preparado para actuar.

P: ¿Además, de una tregua para ver qué hará el nuevo gobierno, podría también darse una tregua para reorganizar un movimiento que se dice ha sido duramente golpeado?

MRTA: Primero hemos aclarado que no es una tregua, estamos suspendiendo todas las acciones militares contra el régimen aprista, nosotros no necesitamos de su aprobación para reorganizarnos, nosotros no le pedimos permiso al APRA ni al gobierno ni a las fuerzas armadas. El proceso de reorganización si es necesario se realiza en la clandestinidad, no es un proceso de reorganización público ni abierto y no hay ninguna necesidad de hacerlo, ustedes van a ver que desde el inicio de nuestras acciones, ha venido el MRTA desarrollando una acción ascendente. Si el año pasado en enero atacamos la comisaría de Villa El Salvador, en el mes de julio hemos atacado siete comisarías en forma simultánea, entonces quiere decir que hay una línea ascendente, hay una capacidad político-militar mayor.

P: ¿No ha sufrido divisiones el movimiento?

MRTA: El movimiento no ha sufrido división, hay una sola conducción político-militar, hay una sola línea político-militar.

P: ¿Solamente una conducción? ¿Y el Sr. Varesse?

MRTA: Bueno en el caso del Sr. Varesse fue una expulsión, primero una separación y después una expulsión.

P: ¿Cómo piensa llegar al poder?, ¿por qué comparten ustedes la premisa de que la propaganda armada y el operativo guerrillero y la guerrilla urbana no son sino una fase previa? ¿Cuál es el camino para llegar al poder entonces.

MRTA: El camino para llegar es el camino que el pueblo va a trazar y que lo está trazando a través de toda su experiencia. Nosotros consideramos que la fase de la propaganda armada y la lucha guerrillera en la ciudad no es mas que eso; una fase. Las posibilidades de cambio de una transformación social total solamente va a ser en la medida de que el pueblo expropie al imperialismo y a las empresas nativas y se expropie a la burguesía, a los explotadores de siempre sus empresas y pasen a manos del pueblo. En la medida que se consiga un poder popular en este país, en la medida que existe un poder militar que exprese realmente los sentimientos del pueblo. Entonces en estas medidas se gestará una revolución. ¿Cómo llegaremos a eso? Evidentemente que existe una estrategia de la guerra revolucionaria, una guerra revolucionaria que en el transcurso de la misma guerra vaya construyendo el poder popular, el poder político y el poder militar. Es un proceso sin embargo, nosotros queremos quedar claros, nuestro papel frente a las Fuerzas armadas, el MRTA está conformado por todos los sectores del pueblo nacionalistas y revolucionarios que vienen de diversas tendencias, socialistas, comunistas, cristianos, sectores patrióticos de las fuerzas armadas, etc.

P: ¿Creen que todos participarán en el cambio?

MRTA: Todos los sectores sociales que están dispuestos al cambio, a la transformación de este país, y frente a las Fuerzas Armadas, nosotros consideramos que ellos tienen una tradición y un pasado muy rico. Las fuerzas armadas nacieron con la constitución de los montoneros, de las guerrillas que lucharon por la independencia. Las fuerzas armadas son herederas de la tradición de Cáceres, de la resistencia contra los chilenos, estas fuerzas armadas no pueden ser las fuerzas armadas actuales. Son herederos de Grau y Bolognesi. Las actuales están mancillando esos nombres. Están enlodando lo que dio Cáceres, Grau, Bolognesi y Quiñónez. Como puede ser que siendo Grau el Caballero de los Mares, el ejemplo de los niños, de los jóvenes, de todos nosotros que lo tenemos como un paradigma del patriota peruano, este ejemplo ha sido enlodado por la Marina en Huanta y Ayacucho. El periodista Jaime Ayala de La República, que entró acompañado de familiares y periodistas al cuartel de la Marina en Huanta no volvió a salir más, hasta ahora lo estamos esperando. ¿Esa es la Marina que es la heredera de la tradición de Grau? No puede ser El Ejercito Peruano es heredero de las tradiciones de lucha contra los españoles, contra los chilenos y ustedes saben cuántos torturados y masacrados hay en Cabitos, en Ayacucho. Pero, si sabemos que dentro de las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Marina existen sectores consecuentes, a los cuales apoyamos y tenemos espectativas, porque ellos si en algún momento asumen el compromiso histórico a favor de su patria serán un factor importante en el cambio y la transformación del país, sino evidentemente que la lucha será frontal contra las fuerzas armadas.

Y más aún las fuerzas policiales, nosotros tenemos compañeros en el Cusco que cayeron hace ocho meses con una gran cantidad de armamento ¿Cómo actúan estas fuerzas policiales? ¿Dónde están los Derechos Humanos? Para ver si existe democracia en este país. Estos compañeros han sido torturados, masacrados, las compañeras los han desaparecido, etc. Esto fue denunciado en su oportunidad. Estos hechos que fueron denunciados en su momento por los familiares e hijos de los presos políticos ¿qué ha ocurrido? que la PIP ha asesinado a uno de los presos en el Cusco, la compañera Miriam, la esposa de Marcos Bonino. Ella presentó un recurso en contra de la PIP, es la única oportunidad quizás en la cual se ha podido comprobar con nombre y apellido la responsabilidad de los miembros de Dircote que participaron en las torturas, el capitán Silva y el mayor Tapia, fueron inclusive apresados. Indudablemente, que esta no puede ser una institución que en vez de velar por la seguridad de los ciudadanos, es el instrumento de la violación y la tortura. Contra esas fuerzas policiales nosotros estamos en contra, de esos miembros de la Guardia Civil, PIP que han entrado a esas filas con vocación de carniceros.

P: ¿Tienen trabajo político dentro de las fuerzas armadas?

MRTA: Hacemos llegar nuestro punto de vista a las fuerzas armadas y entendemos que dentro de las fuerzas armadas también hay sectores que asumen nuestro mensaje y tenemos acogida en el seno de las fuerzas armadas.

P: ¿Cuáles son las fuentes de aprovisionamiento logístico

MRTA: Bueno las fuentes son diversas, son principalmente a través de las acciones de recuperación que hemos realizado a las mismas fuerzas policiales, a través de la compra en el mercado negro, a través del paso de miembros de las fuerzas armadas patriotas nacionalistas que nos aprovisionan hasta el momento, de solidaridad de algunos sectores del país que han tenido armamento civil en algún momento nos pasan también armamento. Son diversas fuentes.

La fuente inagotable del pueblo, el pueblo es una fuente inagotable cuando realmente una organización se gana el corazón y sus mentes nosotros encontramos apoyo de todo tipo.

P: Algunas armas que están aquí no son utilizadas por el aparato militar o policial peruano…

MRTA: Esta es G-3, esta M-1por ejemplo fue capturada de una armería de Chacarilla del Estanque, una armería que se supone que venden armas de tipo civil. Sin embargo aquí capturamos esta M-1.

P: ¿En donde compraron estas armas?

MRTA: Bueno las fuentes de aprovisionamiento no se pueden decir. Pero si es curioso el M-1 en la armería de Chacarilla del Estanque, habría que decir que papel están jugando las armerías está aprovisionando a una serie de grupos, de sectores paramilitares, fascistas de derecha eso no es un secreto, que inclusive vienen por la valija diplomática. Están comprometidos allí algunas fuerzas oscurantistas negras de la reacción internacional que traen armamento, que traen granadas de guerra también, este es un M-1 una carabina automática M-1.

P: ¿Hay algunos actos de violencia en el país que ustedes lo atribuyen a estos grupos de derecha?

MRTA: Cuando hablamos de cinco mil muertos, de dos mil desaparecidos, es porque estamos hablando que no sólo las Fuerzas Armadas, las Fuerzas Policiales, como terrorismo de estado, sino también una serie de bandas que han venido participando en estas acciones.

P: ¿Los paramilitares están presentes, no?

MRTA: Sabemos que están presentes eso es una cosa que viene de mucho tiempo atrás, desde el primer gobierno de Belaunde.

P: Hay una cosa que no ha quedado clara, ¿en ninguna operación de su movimiento, ha habido ninguna víctima humana?

MRTA: Han habido heridos de bala.

P: ¿De ustedes no?

MRTA: Hemos tenido bajas.

P: ¿Cuántos?

MRTA: Bueno, son cuestiones militares internas, son secretos militares, nosotros sí hemos reconocido a tres miembros de nuestro Comité Central, el compañero Jorge Talledo Feria, el compañero Teófilo Pacheco Quispe, y el compañero Carlos Sánchez Neyra.

¡SIN JUSTICIA NI LIBERTAD,
LA REBELION AVANZARA!

Comunicado sobre el III C.C. del MRTA realizado entre el 9 y el 14 de
febrero de 1986 y que resume lo discutido en los días de la reunión

Ante la importancia de los acontecimientos nacionales, y frente a la gravedad de las medidas anunciadas por el presidente Alan García en su mensaje del día 6 de febrero, se reunió, entre el 9 y 14 del presente mes, en algún lugar de la ciudad de Lima, el III Comité Central del Movimiento Revolucionario Túpac amaru (MRTA). Este evento, cuyo lema central “Sin justicia ni libertad, la rebelión avanzará” fue aprobado por unanimidad, estuvo presidido por la Dirección Nacional y participaron representantes de todo el país.

En primer lugar se extendieron saludos muy fraternos a nuestros compañeros presos y sus familiares, así como un abrazo combativo al pueblo trabajador de nuestra patria.

Gran alegría causó en el C.C. el anuncio oficial acerca de la constitución del Batallón América, integrado por nuestra organización, los compañeros del M-19 de Colombia y de Alfaro Vive del Ecuador. La integración al Batallón América de tres de nuestras escuadras: Leoncio Prado, Juan Pablo Chang y Diego Cristóbal Túpac Amaru, es la expresión más clara del cumplimiento de nuestro deber como dignos herederos de las más ricas tradiciones libertarias internacionalistas, que nos legaron nuestros padres Túpac Amaru, Bolívar y el Che. Se envía un abrazo caluroso a los oficiales y combatientes del MRTA en el Batallón América, al igual que a nuestros hermanos del M-19 y Alfaro Vive; igualmente, y de manera muy especial al pueblo de Chile y los combatientes de la Resistencia.

Nuestro evento nacional evaluó la marcha del movimiento tupacamarista a lo largo del pasado año; se considera haber conquistado un espacio político importante en la escena nacional y aún internacional, Se ha avanzado muy considerablemente en influencia de masas; la organización ha crecido y desarrollado su experiencia política y militar, manteniendo casi intacta su estructura orgánica.

Habiendo dado respuesta a importantes momentos de la coyuntura, se observa autocríticamente no haber cumplido plenamente las metas políticas y militares planeadas en el II Comité Central de febrero del 85.

Luego de analizar los últimos acontecimientos nacionales, nuestro C.C. llegó a las siguientes conclusiones generales:

1. Frente a la continuidad de la política agresivamente explotadora y guerrerista de la actual administración norteamericana, del presidente Reagan, la lucha antimperialista y revolucionaria de los pueblos del continente avanza incontenible; a la persistencia de nuestros hermanos centroamericanos por librarse definitivamente del oprobio y la marginación, se suma en la actualidad una nueva trinchera de combate contra el imperialismo: los Andes sudamericanos, donde los pueblos de Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia, se levantan en armas con la finalidad de conquistar un segundo y definitivo Ayacucho. La caída de Baby Doc en Haití como producto de la insurrección popular demuestra que los pueblos latinoamericanos y caribeños no estamos dispuestos a continuar bajo la opresión del imperialismo y sus sirvientes nativos.
2. El gobierno de Alan García se mantiene en una posición vacilante y levemente reformista, apuntando sus mayores esfuerzos a la negociación con el amo del norte. Todas las medidas económicas dictadas por este gobierno tienden, en lo fundamental, a la búsqueda de la tan ansiada reactivación de la economía capitalista, a la mantención del régimen de existencia de explotados y explotadores; en definitiva, al maquillaje de las relaciones de marginación económica y social de las grandes mayorías de nuestro pueblo.
3. La renuncia de la Comisión de Paz, y la creación de una nueva con elementos incondicionales al APRA, expresa el poco interés demostrado por el gobierno en crear las condiciones para la Paz y la democratización de nuestra sociedad; ni una sola de las recomendaciones hechas por la Comisión de Paz fueron aceptadas por el APRA, todo lo contrario, la guerra sucia continúa. Es más, ante el reactivamiento de las luchas importantes sectores de masas, así como la actividad creciente de las organizaciones revolucionarias, el gobierno ha decretado en los últimos días el Estado de Emergencia en 19 provincias del interior, además de la capital (Lima) y el Callao con toque de queda; el 40% de la población se encuentra bajo el control de las FF.AA. Todo ello no hace más que configurar una alianza entre el gobierno de Alan García y los altos mandos de las FF.AA. con la evidente finalidad de quebrar y derrotar al movimiento popular y sus tendencias revolucionarias.
4. El MRTA considera que el gobierno de Alan García no está cumpliendo con la realización de aquellas banderas de cambio por las cuales el pueblo votó masivamente el 14 de abril del año pasado; más bien lo que se observa es un deslizamiento del gobierno por una pendiente atravesada por múltiples concesiones al imperialismo, a las clases dominantes nativas y a las FF.AA., dando la preocupante impresión que el gobierno no es capaz de avanzar por las sendas del cambio, a pesar del amplio respaldo de masas populares. El gobierno aparece como cavando su propia tumba histórica.
5. El MRTA continuará combatiendo al imperialismo, enemigo principal de nuestro pueblo, y a quienes lo sirven incondicionalmente en nuestro país, los explotadores y los asesinos. De igual manera, nuestra organización se mantiene firme en la defensa de los intereses reivindicativos y políticos del pueblo peruano, en el desarrollo de las diversas formas de lucha y la perspectiva de abrir en nuestra patria un auténtico proceso de democracia revolucionaria, popular y antimperialista.
6. El MRTA emplaza, mediante Declaración Pública, al gobierno del APRA ha definirse con claridad y amplitud frente a la nación en su conjunto: con los monopolios o con el pueblo; nuestra organización, así como amplios sectores del pueblo organizado gremial y políticamente, están dispuestos a luchar con todas las fuerzas y armas por conquistar una patria realmente DEMOCRATICA, POPULAR Y ANTIMPERIALISTA, lo cual, puede resumirse en los siguientes puntos:
· No al pago de la deuda externa.
· Nacionalización del petróleo y la gran minería.
· Solución a los problemas de la alimentación, popular, sobre la base de una política de nacionalización de los grandes consorcios alimentarios y la lucha frontal contra los intermediarios y especuladores.
· Levantamiento del Estado de Emergencia y toque de queda; defensa real de los derechos humanos y sociales del pueblo; libertad de los presos políticos, juicio en el fuero común a los militares y policías responsables de masacres y desapariciones.
· Respeto a los derechos y conquistas laborales adquiridos; estabilidad laboral plena y salario mínimo vital de acuerdo al costo de vida, así como subsidio a la desocupación.
· Gobierno civil en las zonas de emergencia; reconocimiento de gobiernos regionales elegidos democráticamente por el pueblo y los Frentes de Defensa.
· Impulso a las empresas asociativas del campo, y su democratización; crédito al campesino pobre, y derogatoria del Decreto 02 del anterior gobierno; cumplimiento de las promesas hechas al Consejo Unitario Nacional Agrario (CUNA) y reconocimiento de sus organizaciones de base.
7. Si el gobierno aprista de Alan García no da los pasos necesarios que conduzcan al cambio, como en el caso de la transnacional explotadora Nestlé (Gloria), a la cual sólo se le ataca de palabra, y más bien se continúa con la actual política alcista antipopular (acaba de subir la leche, las papas, pollo, carne, azúcar, cemento, medicinas, etc.) y de concesiones al imperialismo y empresariado nativo, el pueblo se rebelará y quitará su respaldo, el MRTA estará a la cabeza de éste nuestro pueblo, defendiendo nuestros derechos y conquistando nuestras aspiraciones con las armas en la mano. En este mismo sentido el Movimiento Tupacamarista convoca, una vez más, a las organizaciones gremiales, sindicales, asociativas del pueblo, a los partidos políticos de Izquierda Unida, compañeros del PCP-SL, a los sectores consecuentemente populares del APRA y de las FF.AA., así como de la Iglesia peruana, a sumar esfuerzos para, en esta hora de definiciones, emplazar al gobierno de Alan García Pérez: ¡Con los monopolios o con el pueblo!

¡LA DEUDA NO ES DEL PUEBLO!
¡PAN, TRABAJO Y BIENESTAR POPULAR!
¡LAS RIQUEZAS DEL PERU PARA EL PERU!
¡EL PUEBLO EXIGE HECHOS Y NO PALABRAS!
¡A MAS REPRESION, MAS REBELION![
¡VIVA EL BATALLON AMERICA!
¡POR LOS CAMINOS DE TUPAC AMARU Y
BOLIVAR VENCEREMOS!
¡ALAN NO HAY PAN NI LIBERTAD!

Dirección Nacional del MRTA
20 de Febrero de 1986

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *