¡Por Nuestros Muertos, Ni Un Minuto De Silencio, Toda Una Vida De Combate!

Declaración del Buró Político del Partido Comunista de México acerca del paramilitarismo y el asesinato de nuestros tres camaradas en el estado de Guerrero

Luego del asesinato de nuestros militantes Raymundo Velázquez Flores, Samuel Vargas y Miguel Solano, a manos de un grupo paramilitar que opera en la Costa Grande de Guerrero con total impunidad y protección del gobierno estatal de Ángel Aguirre Rivero del PRD y federal de Enrique Peña Nieto del PRI; el Buró Político del Partido Comunista de México expresa lo siguiente:

Como lo había expresado en sus Tesis, el Partido Comunista de México confirma que el paramilitarismo es un fenómeno real en nuestro país. Los paramilitares son un cuerpo asesorado, financiado, y entrenado por el Estado Mexicano. Estos grupos armados compuestos principalmente por el lumpenproletariado, se encargan de llevar a cabo los actos más aberrantes (desapariciones, asesinatos, torturas, etc.) en contra de luchadores sociales, población en general. Dichos grupos actúan siempre fuera de los marcos de la legalidad burguesa, y sin embargo, son protegidos por esa misma legalidad. Forman parte de los mecanismos de represión del Estado, pero sin someterse a sus formalismos jurídico-legales.

El paramilitarismo forma parte de una estrategia contrainsurgente que tiene el objetivo de crear terror, desmovilizar e inmovilizar a las organizaciones, provocar desconcierto, pero sobre todo, quebrantar su voluntad de seguir en la lucha: romper los vínculos entre los revolucionarios y la clase obrera y el conjunto de los explotados, para postergar la Revolución Socialista.

Los grupos financieros, terratenientes y los monopolios nacionales y extranjeros contratan a mercenarios de la muerte para “limpiar zonas”, con la finalidad de despojar a las comunidades de sus territorios, ricos en recursos naturales para la explotación de materias primas.

Como está documentado en varios programas contrainsurgentes derivados del Plan Mérida, el Ejército ejecuta planes de asesoramiento a las bandas paramilitares que a su vez están relacionadas con el narcotráfico. De acuerdo con los planes de asesoramiento, el Ejército adiestra y apoya a las fuerzas de “autodefensa” y otras organizaciones paramilitares. En este asesoramiento participan los gobiernos federal, estatal y municipal. En caso de no existir fuerzas de autodefensa civil, estás fuerzas paramilitares son creadas por el mismo Estado.

Como sabemos cuándo una comunidad decide armarse para defenderse de las extorsiones, secuestros y vejaciones de los grupos paramilitares, el Estado Mexicano inmediatamente busca desarmar a los pueblos. Como afirmamos en otros documentos, el llamado Pacto por México es la unión interburguesa en contra los trabajadores del campo y la ciudad. Particularmente el programa de asistencialismo social denominado “La cruzada contra el hambre”, no sólo busca cooptar a las organizaciones sociales, sino aniquilar literalmente a aquellas que no se subordinen a su política, además de que ha revelado también su lado contrainsurgente.

Guerrero no dejo de ser uno de los estados de nuestro país con más desapariciones forzadas, con casos de tortura y asesinatos de luchadores sociales desde la los años 60 y 70, en pleno auge de las guerrillas de Lucio Cabañas y Genaro Vázquez. En la actual administración suman 5 asesinatos de luchadores sociales, sin que hasta el momento se dé algún esclarecimiento de estos crímenes de Estado. En el caso particular del Guerrero no solo es claro que la socialdemocracia del PRD esta coludida con la mafia criminal y asesina, sino que además promueve su creación para deshacer proyectos como la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias- Policía Comunitaria, o cuando menos aislarlas de otros surgimientos similares en otras regiones del estado.

Ante la confusión que impera en nuestro país con los llamados grupos de autodefensa, es necesario aclarar que los grupos que surgen desde el seno del pueblo y las comunidades son descaradamente hostigados por grupos de narcotraficantes, las fuerzas represivas del Estado Mexicano como el Ejército, la Armada de México y la Policía Federal. En cambio, los destacamentos armados surgidos desde los grupos criminales, son protegidos financiados por grandes hacendados, empresarios y sobre todo monopolios nacionales y extranjeros. Como lo afirma la inteligencia militar en recientes declaraciones, las autodefensas podrían convertirse en focos subversivos.

La asamblea estatal del PCM programada y anunciada para el día 20 de agosto en Coyuca de Benítez queda cancelada por no existir condiciones de seguridad para nuestros cuadros, militantes y simpatizantes. Sin embargo, el Partido Comunista de México no dejará de desarrollar su trabajo político y organizativo en el estado de Guerrero, ni en ninguna otra entidad del país, a pesar del golpe perpetrado por los monopolios. Para continuar con el trabajo organizativo, el Buró Político del PCM hace un llamado a los trabajadores, campesinos, indígenas y estudiantes del combativo estado de Guerrero a integrarse en las filas del PCM. Conscientes de que el único camino para logar justicia para nuestros pueblos es derrocar el Pacto por México y el poder de los monopolios; para instaurar el poder obrero y popular.

El gobierno socialdemócrata del PRD busca cooptar a todo el movimiento popular, campesino e indígena de la entidad. La LARSEZ debe mantener su carácter independiente del Estado y de la ideología burguesa, su compromiso con el pueblo y lo contrario sería una memoria ería un traición a la memoria de nuestros camaradas Raymundo Velázquez, Samuel Vargas y Miguel Solano. No dejaremos de exigir el esclarecimiento del asesinato de nuestros camaradas, así como el de otros muchos luchadores asesinados por el paramilitarismo.

No mendigaremos la justicia, la tomaremos en el momento más propicio. La única manera de honrar a nuestros muertos, es redoblar los esfuerzos organizativos, es crear organización y más organización. El giro obrero y el trabajo obrero es imprescindible para golpear al sistema capitalista efectivamente, en la producción y la extracción de plusvalía. De esta manera podremos romper la columna vertebral del Estado burgués, su ejército, su policía y sus bandas paramilitares y derrotar la guerra que mantienen en contra las comunidades indígenas y los campesinos pobres.

¡Por nuestros muertos, ni un minuto de silencio, toda una vida de combate!

¡Proletarios de todos los países, uníos!

Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *