El Arte De Phil África, Fuerza Desde Filadelfia. Uno De Los Nueve De MOVE

Hace 35 años, Phil fue encarcelado y sentenciado a cien años en prisión junto con militantes de la Organización MOVE, por asesinar a un policía con una sola bala. En realidad el agresor murió de ‘fuego amigo’ en un asalto policiaco-militar contra la casa colectiva de la familia África.

Con colores audaces, matices tenues y líneas sencillas, una selección de los cuadros y dibujos de William Phillips África se inaugura este cinco de agosto en Filadelfia.

Pero falta una persona clave: el artista tiene prohibido asistir. Es preso político.

Esto no significa, sin embargo, que su presencia no se sienta. Por el contrario, esa energía contagiosa, ese compromiso terco, esa mano solidaria, esa visión naturalista y revolucionaria se refleja en sus obras presentadas en las paredes del A-Space.

Hace 35 años, Phil fue encarcelado y sentenciado a 30 – 100 años en prisión junto con Janine, Delbert, Merle, Mike, Debbie, Chuck, Janet y Eddie África, de la Organización MOVE. Las y los jóvenes fueron condenados por asesinar a un policía con una sola bala. En realidad el agresor murió de ‘fuego amigo’ en un asalto policiaco-militar contra la casa colectiva de la familia África, odiada por las autoridades por no respetar su autoridad y por sus acciones en defensa de la vida humana, los animales y la naturaleza.

Después de su condena, un joven periodista llamado Mumia Abu-Jamal llamó a un talk-show para preguntarle al juez Edwin Malmed: “¿Quién le disparó al policía James Ramp?” Malmed contestó: “No tengo la menor idea. Ellos se consideran una familia y yo les condené como una familia”.

Desde aquel 8 de agosto de 1978, ‘Los 9 de MOVE’ siguen en prisión. En realidad, desde 1998 son 8. En su retrato de Merle África, el artista pone la leyenda ‘asesinada en prisión’.

En su celda, Phil África ha retomado el gusto de dibujar y pintar que tenía de niño, y se ha esforzado en tender lazos con personas que le han escrito desde varias partes del mundo, contestando sus cartas y haciéndoles llegar una o más de sus pinturas. Ahora MOVE hace un esfuerzo para lograr la participación de estas personas, pidiendo que envíen mensajes y fotos a la exposición.

Algunas de sus piezas son escenas naturales y pacíficas, verdaderos espacios de libertad para un preso obligado a vivir en un ambiente de violencia herrada 24/7. Y para un integrante de MOVE cuya diosa suprema es la Madre Naturaleza, su fe se reafirma al captar la tranquilidad de un bosque siempre verde o la aspereza de bajas montañas donde crece el maguey y brotan miles de pequeñas flores. Tal vez por ahí anda un amigo de Phil ––el lobo gris que desafía la extinción.

Pero la mayoría son de otros seres humanos. En la obra de Phil aparecen muchas mujeres, pero ni una sola mujer sumisa. Una pintura que llama la atención es de dos mujeres con machete en mano ––listas para cortar una piña o defenderse si fuera necesario. Tal vez el cuadro más misterioso es de un hombre que lleva el amanecer del desierto en su rostro aunque su turbante no parece ser el de un Polisario, tampoco de un Beduino. ¿De dónde surge esta imagen? También hay dibujos de gente de lucha mejor conocida: una combatiente Zapatista, un Ché Guevara, un Mumia Abu-Jamal, un doctor Mutulu Shakur.

Algunas de las obras exhibidas son retratos de los compañeros cercanos de Phil. Su esposa Janine luce radiante, indudablemente un hermoso recuerdo que lo sostiene durante esta larga separación de tres décadas y media ––él en una prisión, ella en otra. También hay dibujos basados en fotos, incluyendo la famosa imagen de Delbert África quien casi se crucifica bajo botas de policías antes de ser detenido aquel día en 1978. Ahí está Nick Áfríca también, leyendo un periódico con el titular ‘Get Out or Die’ (Sálganse o muéranse), con referencia a las amenazas recibidas por MOVE del violento y racista jefe de policía Frank Rizzo. Y no podría faltar un dibujo del fundador de MOVE, John África, quien sigue siendo una fuente de inspiración y fortaleza para sus seguidores después de su muerte. El nombre de la exposición viene de unas palabras suyas: “¡Qué familia seremos cuando seamos una fuerza, una unidad, una fuerza poderosa que ningún sistema pueda igualar!”

Estos últimos dibujos nos llevan a un segundo acto de guerra urbana contra MOVE, en el cual John África y su sobrino Nick murieron en un infierno de llamas el 13 de mayo de 1985. Otros nueve hombres y mujeres, niños y niñas también fueron asesinados ese día cuando el gobierno de Filadelfia, en complicidad con agentes federales y estatales, bombardeó la segunda casa colectiva de MOVE. La única sobreviviente adulta de la matanza y vocera actual de MOVE, Ramona África, también es retratada por Phil. Los lectores de los escritos de Mumia Abu-Jamal sabrán que este periodista, desde su celda, no deja pasar un solo año sin exigir justicia para la familia África y sus presas y presos políticos.

Cuando ‘los nueve de MOVE’ cumplieron 30 años en prisión en 2008, todos deberían haber salido bajo libertad condicional. Cumplen con los requisitos de tener casa y trabajo al salir y tienen buenas recomendaciones. Pero como en los casos de muchos presos, ahora es el Consejo de Libertad Condicional que bloquea su salida, imponiendo injustas condiciones al exigir que expresen remordimiento por un acto que siempre han dicho que no cometieron.

El Consejo también cita “la naturaleza grave de la ofensa”. “Ésta es ilegal”, dice Ramona África, “porque el juez tomó todo eso en consideración cuando emitió la sentencia. Si no hay mala conducta, problemas, nuevos cargos, etcétera, deben de permitir que nuestros hermanos, nuestras hermanas, salgan después de cumplir el término mínimo. La negación de este derecho es, en su fondo, una nueva sentencia”. Hasta ahora, por lo regular el Consejo les ha dicho a las y los presos que tendrán otra audiencia el siguiente año y es lo que le ha dicho a Debbie África este año, dice Ramona, pero ahora en los casos de Janine y Janet, sin ninguna explicación, les dicen que tendrán que esperar otros 3 años antes de tener audiencia. Queda clara la intención del Consejo de mantenerlos en prisión de por vida.

Dice Phil África: “Este sistema ha metido miedo en los corazones de muchas personas. Es el verdadero terrorista. La gente no respeta al sistema; le temen. . . . ¡Rendirnos, jamás! El sistema no es realmente poderoso. El poder verdadero está en la fuerza de la Mamá Naturaleza que nos abriga, que nos da vida, no en este sistema débil que sólo nos trae muerte, destrucción y dolor. Nunca se rindan. Vendrá un día cuando todos y todas logremos convivir en paz y armonía. Se los prometo”.

En conjunción con la exposición del arte, hay otras actividades también en Filadelfia este agosto, incluyendo un foro donde activistas y familiares expondrán los casos de ‘los nueve de MOVE’, Mumia Abu-Jamal, Leonard Peltier, Sekou Odinga y Lynne Stewart , entre otros presos y presas encarcelados por luchar.

Para enviar correspondencia:

William Phillips Africa #AM-4984

1000 Follies Road

Dallas, PA 18612

Contacto: onamovellja@aol.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *