Un Fantasma Recorre Venezuela: El Fantasma Del Partido Revolucionario

La imperiosa necesidad de contar con un partido revolucionario.

En medio La “farandulización” de la política por parte del psuv, las muchas denuncias de corrupción, tanto de personeros oficialistas como también de la derecha opositora, la censura en los medios oficiales al pensamiento crítico y a la agudización de problemas económicos y sociales, unidos al acaparamiento y las alzas descaradas de los precios, empieza a crecer otro fenómeno en Venezuela. Es parafraseando a Marx, casi un fantasma que recorre el país. Es el fantasma del partido revolucionario de verdad.
Son muchos los sectores que abandonados y abandonando posiciones claudicantes y conciliadoras con el capitalismo, hoy buscan organizarse políticamente, y empiezan a mirar hacia las pequeñas orgánicas que han sobrevivido dignamente con un discurso y una acción, consecuente con los postulados del marxismo revolucionario.
En esa lógica y en esa dirección, caminan hoy miles de compañeras y compañeros que no pueden conformarse con ver como se impone la lógica del capitalismo, estimulado desde las altas esferas del gobierno.
En medio de una aguda lucha de clases, empiezan a surgir posiciones de avanzada en el movimiento popular y ya las voces que exigen un camino de consecuencia revolucionaria y socialista, son cada vez mayores, llenando la escasa prensa realmente alternativa existente en Venezuela.
Los llamados a la disciplina y al orden interno, no han bastado para callar la rebelión de las bases de sectores de trabajadores y también del mundo popular arraigado en los sectores poblacionales más pobres. Allí el sentir mayoritario es que se debe avanzar al socialismo y con el actual partido psuv secuestrado por una burocracia corrupta, no es posible hacerlo. De allí que hoy estemos en presencia, de una búsqueda de alternativas de militancia por parte de un importante sector popular, que se niega a recorrer el camino de la claudicación frente al capitalismo.
Hoy las masas reclaman un verdadero partido revolucionario que sepa enfrentar al fascismo burgués, derrote al reformismo y retome el camino al socialismo revolucionario.
Es por eso que hoy nuestro movimiento después de algunos años de preparación en silencio, retoma el escenario público y pretende convertirse en una alternativa para vastos sectores populares cansados de tanto desengaño. El Movimiento Guevarista Revolucionario, se proyecta junto a otras orgánicas hermanas revolucionarias, como una organización no ligada ni a la corrupción ni a la conducción reformista del Estado burgués y se presenta como unan herramienta de combate frontal por el socialismo revolucionario.
Todas estas organizaciones, quienes se han mantenido fieles a su pensamiento revolucionario, junto a nuestro movimiento, están llamadas hoy más que nunca, a dar pasos gigantescos en pro de la unidad de los sectores populares y de avanzar en un proceso complejo de síntesis del pensamiento y de la acción revolucionaria, que cristalice en la creación de un nuevo proyecto revolucionario para Venezuela que dé cuenta de la tarea inconclusa de hacer la revolución y de construir el socialismo.
Ese es el gran objetivo y esa es la esperanza de centenares de miles de honestos revolucionarios, que hoy no tienen una conducción política adecuada a las necesidades del momento histórico que vivimos.
Cuando hayamos sido capaces de comprender esta necesidad de las masas y demos pasos efectivos para transformarnos en la vanguardia revolucionaria que demandan los sectores populares, ese fantasma que recorre Venezuela habrá desaparecido, dando lugar a una formidable fuerza política orgánica y revolucionaria que termine de derrumbar el viejo Estado burgués y comience la edificación de la nueva sociedad socialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *